fútbol primera andaluza

A 'Pepichi' Torres le parece su cese una "tomadura de pelo"

  • El técnico, destituido tras la derrota del Chiclana en Trebujena, apunta a una disparidad con la secretaría

A 'Pepichi' Torres le parece su cese una "tomadura de pelo" A 'Pepichi' Torres le parece su cese una "tomadura de pelo"

A 'Pepichi' Torres le parece su cese una "tomadura de pelo"

La goleada del Trebujena al Chiclana (4-0) le ha costado el puesto al técnico lebrijano 'Pepichi' Torres, que no se explica la decisión que ha tomado la directiva blanca. En el Antonio Temblador se veían las caras los dos primeros clasificados con el liderato en juego. Un triunfo del Chiclana le hubiera devuelto a la primera plaza. "Estoy fuerte y me quedo con las numerosas llamadas de compañeros, jugadores y amigos que no se lo creían".

El Chiclana comunicó la destitución de 'Pepichi' Torres a pocos minutos de las doce de la noche del pasado lunes. El 4-0 encajado en Trebujena fue la espoleta, aunque el técnico de Lebrija cree que "hay algo más que viene de atrás". La versión que le dieron para prescindir de sus servicios, según Torres, ha sido "que no les gusta mi manera de entrenar. Me quedé de piedra cuando me lo dijeron. Cuando un club se interesa por un determinado entrenador se informa de cómo trabaja, ¿no?". Por eso, "mis números son mi mejor aval. El equipo ha estado doce jornadas primero. Obviamente, se puede perder como hicimos en Trebujena, porque tiene un gran equipo, fueron superiores y no tuvimos el día pero de ahí al cese... No me lo esperaba", asegura.

"Doce jornadas líderes, 5 puntos al 5º y ahora me dicen que no les gusta cómo trabajo"

Torres apunta que ha cumplido con lo que la directiva le pidió en verano: "Hemos estado doce jornadas primeros, una segundo y ahora terceros. Tenemos números de 'play-off', le llevamos cinco puntos al quinto. El año pasado el líder a estas alturas era el Trebujena con 31 puntos y el Chiclana Industrial, que es el que termina ascendiendo, llevaba 28. A mí, desde un principio, me dicen que si era capaz de tener al equpo entre los cuatro primeros. Me convencieron. Hicimos una plantilla nueva porque sólo quedaron seis o siete del año pasado y hemos tenido también circunstancias negativas como las lesiones de Suazo o Piedrabuena. Pero si miramos sólo los números, ahí están. ¿Que no les gusta mi forma de entrenar? Me parece una tomadura de pelo. Donde siempre he estado he dejado el pabellón alto siempre, en Chipiona hicimos los mejores números de su historia". "Deportivamente -reitera- no tienen argumentos porque no los hay. De los últimos diez partidos sólo se han perdido dos; me marcho con cinco puntos por encima del 'play-off'; por mi parte el trabajo está ahí".

El ya exentrenador del Chiclana apunta a otras razones: "Si no hubiera sido en este partido habría sido en otro, esto viene de atrás seguro porque no es normal que con estos números se me cese. Un día tuve una conversación con el director deportivo y me hacía saber que había que ser un poco más analítico, decirle a un chaval cómo tenía que cerrar o controlar. Eso es de alevines. No soy una marioneta. Cada uno tiene su forma de trabajar, a mí me ha ido bien con la mía, y ellos sabían cómo trabajaba. Que no quieran enmascarar el cese por esta derrota, que me digan que no entro en los planes pero lo que realmente me duele es que me digan eso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios