fútbol tercera división

Primer revés de Adolfo Muñoz

  • El Arcos cae en el Barbadillo ante un Gerena más práctico y efectivo

David Camps. David Camps.

David Camps. / ramón aguilar

El Gerena se llevó los tres puntos del Antonio Barbadillo donde se enfrentó a un Arcos muy flojo en defensa, en parte por la bajas.

El partido comenzó con un golpe de efecto de los visitantes, que marcaron tras un centro al área en el que el portero Montiel no salió decidido y Javi Medina se aprovechó para disparar a placer y poner el 0-1. El Arcos estuvo muy indeciso defensivamente de principio a fin, dando muchas facilidades, y es que se notó mucho la baja del central Gabi, por sanción, y la del lateral Morales, por lesión, lo hizo que la defensa local ofreciera más facilidades que de costumbre.

Tras el gol el Arcos lo intentó, pero el Gerena se replegaba muy bien cada vez que los anfitriones atacaban, si bien a los delanteros les costaba mucho darse la vuelta para encarar y apenas había desbordes por las bandas.

Superado el cuarto de hora, Zúñiga gozó de un disparo desde la frontal con la zurda y detuvo Valle sin problemas, como también sucedió con la falta que puso el mismo jugador en el 26.

Sergio Navarro superada la media hora de partido no consiguió rematar un centro muy claro, que pudo haber sido el 0-2. Lo del Arcos fue un querer y no poder y el técnico local, Adolfo Muñoz, realizó varios cambios tácticos en el descanso en busca de la reacción del equipo, pero poner solo tres hombres en la defensa acabó pasando factura al equipo. En el minuto 49, buena jugada del Gerena que se perdió en la boca de gol. Poco después a Alberto, que acaba de salir, le fue anulado un tanto por fuera de juego.

Acabó llegando la reacción del Arcos cuando Melo lanzó una falta que peinó Antonio Sánchez y el rechace lo cazó David Camps muy cerca de la portería para poner las tablas. Parecía que el Arcos podía reactivarse, aunque seguía interpretando mal el partido, pues no era capaz de hacer circular el balón con rapidez, lo que facilitaba la tarea a la defensa del Gerena.

Javi Medina se quedó solo en un mano a mano que salvó Montiel en la mejor intervención de la tarde. Pero cuatro minutos después, tras un centro, Sedeño que llegaba de atrás cabeceó perfecto al fondo de la red. El gol fue un jarro de agua fría para el Arcos que se quedó sin argumentos y de este modo, el equipo de Adolfo Muñoz suma su primera derrota con el nuevo técnico al frente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios