tenis conde godó

Rafa Nadal avanza impasible a cuartos

  • El mallorquín se impuso con autoridad al sudafricano Kevin Anderson (6-3 y 6-4)

  • Murray apeó a Feliciano

Rafa Nadal devuelve la pelota durante el partido jugado frente al sudafricano Kevin Anderson. Rafa Nadal devuelve la pelota durante el partido jugado frente al sudafricano Kevin Anderson.

Rafa Nadal devuelve la pelota durante el partido jugado frente al sudafricano Kevin Anderson. / ANDREU DALMAU / efe

Rafael Nadal avanzó con autoridad a los cuartos del final del torneo de tenis Conde Godó al imponerse por 6-3 y 6-4 al sudafricano Kevin Anderson en una hora y 33 minutos de partido.

Con casi cuatro horas de retraso a causa de la lluvia, Nadal reafirmó su candidatura a revalidar el título con su victoria número 50 en un torneo en el que es el rey.

Nadal mostró un golpe de derecha más hondo y más velocidad en sus piernas que en el debut

Tras su cómodo debut el miércoles ante el brasileño Rogerio Dutra Silva, Nadal volvió a dar muestras de su gran momento con un buen partido ante el habitualmente incómodo Anderson.

En la víspera, Nadal había pronosticado "un partido difícil" por las condiciones meteorológicas -lluvia y frío- y por el "peligroso rival". Sus pronósticos apenas se cumplieron. La pista central, efectivamente, estaba pesada. La dejó así la lluvia que, durante horas y por segundo día seguido, amenazó con interrumpir la jornada. Pero cuando el cielo se desencapotó y los tenistas saltaron a la pista, Nadal buscó su mejor repertorio para lograr el pase.

Con un golpe de derecha más profundo que en su debut, mayor velocidad en sus piernas y el mismo buen revés, el nueve veces campeón de Roland Garros dominó a Anderson a su antojo, le rompió el saque ya en el segundo juego y conquistó el primer set por 6-3 en 38 minutos.

En el segundo set, Anderson se defendió mejor. Y, aunque Nadal le rompió el saque en el tercer juego (2-1) y todo apuntaba a un desenlace rápido, el sudafricano obligó al campeón mallorquín a trabajar más de lo previsto. Conservó su saque y esperó a que el español fallara con el suyo. Nunca sucedió.

Nadal cerró el partido ganando su último servicio del partido en blanco. El colofón perfecto a otro partido en el que el número cinco mundial pareció jugar sin mayores esfuerzos, como si lo hiciera automáticamente.

No se encontró tan sobrado en su partido el número uno del mundo, Andy Murray, aunque tampoco pasó demasiados apuros para derrotar a otro de los españoles ayer en liza, Feliciano López, con un doble 6-4. El tenista británico necesitó una hora y 50 minutos para doblegar al jugador madrileño, quien sólo le rompió un servicio al escocés. Por su parte, a Murray le bastó con romper el saque en tres ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios