Reacción tardía de los sevillistas

  • El equipo de Manzano gana en Oporto por un insuficiente 0-1 y cae eliminado

La reacción tardía del Sevilla no fue suficiente para remontar ante un valiente aunque errático Oporto, en un partido en el que los hispalenses sólo dieron sensación de ser capaces de levantar la eliminatoria en la última fase del duelo.

A los de Gregorio Manzano les faltó hambre, fútbol y espíritu durante los dos primeros tercios del partido para doblegar a los portugueses, que no cejaron en su idea de buscar la portería contraria durante todo el encuentro pese a la ventaja lograda en la ida, en el Sánchez Pizjuán (1-2).

La mejor oportunidad -y prácticamente la única- de la primera mitad para los hispalenses comenzó nada más iniciado el partido, cuando Negredo sirvió un buen balón que el malí Kanouté no acertó a enviar a gol.

Las tempranas amarillas al lateral catalán y a Alexis -las dos en los primeros 20 minutos- lastraron a la defensa sevillista, ayer menos expeditiva que de costumbre.

La primera gran ocasión lusa llegó en el minuto 19, mediante el argentino Belluschi, que enganchó un fenomenal disparo desde fuera del área que se escapó a la derecha de Varas por poco, seguido minutos más tarde de un zurdazo lejano del lateral charrúa Pereira, que obligó al guardameta a esmerarse para desviar el balón.

El dominio de los dragones se escenificó de nuevo en el minuto 33, cuando un centro desde la izquierda de Varela fue cabeceado desde el punto de penalti por Falcao, en un espléndido remate que escupió el larguero.

Tampoco pintó mejor el panorama para los hispalenses en los primeros minutos de la segunda parte, y en la salida de un córner de nuevo Belluschi a punto estuvo de cerrar la eliminatoria. Negro lo veía ya Gregorio Manzano cuando optó por jugarse el todo por el todo, en el minuto 55, al introducir a un delantero, Luis Fabiano, por un defensa, Sergio Sánchez.

Con estos cambios, el Sevilla pasó a tener más la pelota y a aprovechar mejor sus bandas, mientras el Oporto se sintió cómodo con el cambio de rol y enlazó varios contraataques peligrosos aprovechando que el rival jugaba con tres defensas.

Y a falta de 20 minutos para el final, el partido se volvió loco. Negredo se inventó un pase desde la mediapunta que se coló entre los centrales, llegó hasta las botas de Luis Fabiano, que aguantó la tarascada de su par y metió gol ante su exequipo. Un gol insuficiente que mandó al Sevilla para casa.

oporto: Helton, Fucile, Rolando, Otamendi, Álvaro Pereira, Fernando, Joao Moutinho (Sapunaru, 71'), Belluschi, Varela (Maicon, 86'), Falcao (Guarín, 71') y Hulk. sevilla: Javi Varas, Sergio Sánchez (Luis Fabiano, 55'), Fazio, Alexis, Fernando Navarro, Jesús Navas, Zokora (Medel, 45'), Rakitic, Perotti (Rodri, 86'), Kanouté y Negredo. Árbitro: Howard Webb (inglés). Mostró tarjeta amarilla a Fernando Navarro, del Sevilla, y a Belluschi del Oporto. Expulsó con roja directa a Álvaro Pereira y por doble amarilla a Alexis. Gol: 0-1 (70') Luis Fabiano. Incidencias: Estadio de Dragao. Unos 30.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios