Liga de campeones

El Real Madrid se adelanta (0-2)

  • El equipo blanco gana a domicilio a la Roma gracias a los goles de Cristiano Ronaldo y Jesé en la ida de los octavos de final de la 'Champions'.

Comentarios 1

El Real Madrid encarriló su clasificación hacia los cuartos de final de la Liga de Campeones de fútbol al vencer como visitante 0-2 a la Roma, con un gran gol del portugués Cristiano Ronaldo y un remate cruzado de Jesé. Después de que el martes lo cuestionaran por no marcar fuera del Santiago Bernabéu y se levantara de la rueda de prensa, Cristiano Ronaldo pareció responder a las críticas con un gran gol al minuto 57, cuando ingresó al área por la izquierda, se deshizo de un defensor con un taco y definió con un derechazo a colocar al segundo palo, que dejó sin opciones al arquero Wojciech Szczesny.

A cinco minutos de final, una larga carrera de Jesé, que hacía 120 segundos que había reemplazado al colombiano James Rodríguez, terminó con un tiro cruzado que definió el marcador. Los tantos fueron suficientes para que el conjunto dirigido por Zinedine Zidane se llevara el triunfo del estadio Olímpico de Roma, aunque no para sentenciar la eliminatoria, por más que el conjunto español tuvo ocasiones para hacerlo por todas las posibilidades que generó en la segunda mitad.

El primer tiempo defraudó las expectativas, con dos equipos que no se terminaban de animar y que se sentían más cómodos cuando el rival tenía el balón. Ni la Roma, pese a su condición de local, ni el Real Madrid, a pesar de su mayor poderío, querían asumir el protagonismo. Por eso el duelo careció de emociones, con apenas una ocasión por lado para convertir. El conjunto de Luciano Spalletti generó su mejor posibilidad con una llegada al fondo del argentino Diego Perotti, que envió un centro bajo que Stephan El Shaarawy remató por encima del travesaño. La respuesta del Madrid estuvo en los pies de Marcelo, que sacó un zurdazo bombeado que salió muy cerca del palo de Szczesny, después de una buena combinación con Cristiano Ronaldo.

Distinta fue la historia en la segunda parte. El Real Madrid salió con otra actitud y se plantó en terreno de la Roma, con el portugués tirado a la banda izquierda, donde fue un problema sin solución para la defensa local. Por eso no sorprendió que se colocara en ventaja con el gran gol de Cristiano, que no marcaba fuera del Bernabéu desde 29 de noviembre ante el Eibar y pulverizó la estadística con un derechazo al ángulo izquierdo del arquero. Y pocos minutos después, estuvo muy cerca de aumentar de cabeza tras un muy buen servicio de James, pero el balón salió pegado al segundo palo.

A esas alturas, la Roma ya sentía que no tenía ni fuerzas ni ánimo para cambiar la historia. Si bien se adelantó en el campo y contó con alguna posibilidad, como un remate del francés William Vainqueur que salió cerca del poste izquierdo de Keylor Navas, el dominio del Real Madrid ya era ostensible. Karim Benzema, con un cabezazo, estuvo cerca de aumentar, pero el balón pegó en la espalda de un defensor, cuando Szczesny lucía vencido. Hasta que el ingresado Jesé tuvo su ocasión y no la desaprovechó.

El español tomó la pelota en su propio campo, corrió 40 metros sin que ningún defensor le saliera al paso y definió con un remate cruzado que no le dio ninguna opción al arquero. Así el equipo de Zidane ajustó un poco más el marcador a lo que sucedió en la segunda mitad. Y si bien no sentenció la eliminatoria, quedó muy cerca de hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios