Ricardo García: "Necesitamos un revulsivo"

Un comunicado de prensa dio ayer carácter oficial a la destitución de Álex al frente de la plantilla del Jerez Industrial. Chicha fue el encargado de comunicárselo -vía telefónica- al melillense, quien ha tenido muchísimos problemas deportivos y extradeportivos (hasta la llegada de los nuevos dirigentes) y que deja al club en penúltima posición a siete puntos de la salvación.

El presidente de la entidad, Ricardo García, y el director deportivo, Chicha, tienen previsto reunirse hoy en Sevilla con el ya ex entrenador del Jerez Industrial para negociar su finiquito y así poder firmar al nuevo técnico, algo que no quiere demorar más allá de mañana. Aunque desde el club se guarda mutismo absoluto el nombre de Carlos Fontana está en todas las quinielas para hacerse cargo del equipo por tercera vez. Ya logró la permanencia en las dos anteriores ocasiones.

Ayer, minutos después de tomar tan drástica decisión, el presidente industrialista comentaba que "cuando hay malos resultados ya sabemos lo que pasa, lo paga el entrenador. El equipo está trabajando pero no termina de cuajar. Necesitamos ganar por lo menos siete partidos quedan dieciséis y creo que todavía estamos a tiempo pero necesitamos un revulsivo ya".

García asegura que Álex "estaba trabajando bien pero no se conseguían resultados positivos y hemos tenido que cambiar porque tampoco podemos hacer otros cambios: se han hecho fichajes, refuerzos... todo lo que estaba en nuestras manos ya se ha hecho".

El presidente es tajante al asegurar que la decisión no estaba tomada antes del partido. "Sabíamos que se podía dar el cambio de entrenador si el resultado era negativo" pero la decisión se toma con la derrota ayer ante el Villanueva: "Hemos aguantado pero de cinco partidos en 2008 únicamente hemos sacado un punto. Nos hemos colocado penúltimos a siete puntos de la salvación".

En el poco tiempo que lleva al frente del club, Ricardo ya ha tenido que tomar una decisión complicada: "Es algo que no le gusta a nadie porque además Álex es una persona noble, trabajadora y lo ha puesto todo pero sabe igual que nosotros que cuando los resultados no son positivos pasa esto, no se puede echar a una plantilla entera. Es una ley del fútbol y no ha habido más remedio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios