Rodillo azulgrana en el Palau

  • El Barcelona vence con autoridad a un Real Madrid que pierde el liderato

El Barcelona venció al Real Madrid por 84-65 en un partido de la 14ª jornada de la ACB en la que los blancos perdieron el liderato y demostraron cierta debilidad en sus enfrentamientos ante los grandes equipos, tanto en Liga como en competición europea. El Barça se comió literalmente a un Real Madrid desconocido, que mostró escasas intenciones de llevarse un partido que desde el minuto uno fue de color azulgrana. Basile, con 23 puntos, anuló a Bullock, como en anteriores ocasiones, y Reyes fue de lo poco que se salvó para los blancos.

El Real Madrid fue un juguete en manos de los de Ivanovic. Basile desquició a Bullock con su defensa, y volvió a demostrar que ante los blancos se crece y ofrece soluciones a los suyos cuando no pueden anotar de forma fácil. El italiano fue el que comenzó a abrir la brecha tras un primer cuarto dubitativo de los merengues, muy perdidos por el desacierto desde el perímetro. Anotar bajo la canasta culé se puso muy caro y los de Plaza decidieron no pagar el peaje. Así, la ventaja empezó a crecer.

La tercera falta de Smith, seguida de un triple del capitán Grimau (28-18, min.15), dejó al Madrid tocado, aunque la fortaleza de Reyes en el rebote trató de evitarlo. No obstante, el Barcelona anotó con facilidad, con limpieza, sin problemas; mientras que los puntos de los de la capital llegaron de forma trastabillada o desde la línea de personal. El jugador transalpino consiguió anular a Bullock -que anotó su triple 500 en la ACB-, que hizo todos sus puntos desde la línea de personal y se convirtió en el mejor de los culés. Basile anotó desde los ocho metros, se mostró impecable en tiros de campo y casi perfecto en los libres. Para entonces el Madrid había hecho un amago de querer ganar el partido, pero sólamente eso, un amago. Los de Plaza endosaron un parcial de 0-6, pero ipso facto, encajaron uno de 11-0. Todo se fue al traste para los visitantes, que añoraban el final del partido. El último cuarto demostró aún más las carencias del Madrid, que sufrió por la escasa aportación de Papadopoulos, y que salió del Palau con una nueva derrota. La anterior fue en Euroliga y es que el Barça no conoce la derrota en su cancha desde que Reyes levantó el título de campeón la pasada temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios