liga de campeones

El Sevilla, a cerrar su primer gran objetivo del curso

  • El cuadro de Berizzo no quiere confianzas para hacer bueno el 1-2 de la ida ante el Basaksehir turco

Berizzo defiende a Jesús Navas durante el entrenamiento sevillista en la ciudad deportiva. Berizzo defiende a Jesús Navas durante el entrenamiento sevillista en la ciudad deportiva.

Berizzo defiende a Jesús Navas durante el entrenamiento sevillista en la ciudad deportiva. / antonio pizarro

El Sevilla afronta hoy la vuelta de la previa de la Liga de Campeones sin confianzas, pese al 1-2 logrado en la ida en Turquía, y obligado a cumplir con su primer e irrenunciable gran objetivo del curso: estar en la fase de grupos, frente a un Basaksehir que buscará la remontada para hacer historia.

Los andaluces quieren olvidar su tropiezo en el debut liguero del sábado con el Espanyol (1-1) y tienen claro que en esta eliminatoria previa a la fase de grupos de la Champions deben hacer valer su importante ventaja, que obliga al Basaksehir a marcar dos o más goles en el Ramón Sánchez-Pizjuán para eliminarlo.

Los sevillistas no se fían de la corta renta con la que afrontan este crucial y exigente duelo europeo pues, como ha avisado su técnico, el argentino Eduardo Berizzo, los turcos ya demostraron en Estambul ser un "rival peligroso" por la calidad y rapidez de sus extremos, sobre todo el holandés Eljero Elia, autor del 1-1 antes de que Ben Yedder hiciera el segundo gol casi al final.

Otro referente ofensivo de este conjunto de Estambul es el veterano gigante togolés Adebayor, al que los hispalenses deberán neutralizar para evitar sorpresas y también imponerse en el centro del campo a otros jugadores experimentados como el turco Emre, el bosnio Visca y el brasileño Mossoro.

Aun así, el Sevilla tratará de explotar las debilidades en defensa de este adversario con poca historia -fundado en 1990-, si bien fue segundo en la pasada liga turca y busca pasar por primera vez a la fase de grupos de la Champions tras su experiencia en las rondas clasificatorias de la Liga Europa en los dos últimos años.

Los hombres de Berizzo están concienciados de la trascendencia del choque, considerado una final por todo lo que se juega el club tanto en el aspecto deportivo como en el económico, pues repetir por tercer año consecutivo en la fase de grupos de la máxima competición europea le reportaría al menos entre 20 y 25 millones de euros.

Por ello, la consigna para los sevillistas es clara: salir con la misma intensidad que en la ida, en la que tuvieron buenas ocasiones en la primera mitad para haber sentenciado la eliminatoria; respetar al máximo al Basaksehir; no confiarse en ningún momento; e intentar hacerse con el balón para armar su juego e imponer su mayor calidad.

Berizzo volverá a su esquema más lógico y alineará a Escudero, Pareja Banega o Correa, entre otros. Exactamente lo mismo hizo el sábado el entrenador del Basaksehir, Abdullah Avci, y con consecuencias aún peores. Perdió 3-1 en su liga ante el Karabukspor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios