Fútbol

El Sporting humaniza al Barcelona (1-1)

  • Un gol de Villa a falta de diez minutos del final le da el empate a los de Guardiola, que perdían desde la primera mitad por un tanto de Barral. Se rompe una racha azulgrana de 16 victorias seguidas.

Comentarios 2

El Barcelona rescató un empate por 1-1 contra el Sporting de Gijón, le dijo adiós a los nuevos récords y reabrió las esperanzas del Real Madrid en la Liga española de fútbol.

 El equipo dirigido por Josep Guardiola le puso fin, de esta manera, a la racha de victorias consecutivas (llegó a 16) y se quedó con las ganas de alcanzar el nuevo récord de 17 victorias al hilo como visitante.

 Así, dejó la puerta abierta para que el escolta Real Madrid pueda reducir la distancia entre ambos a cinco puntos, si es que mañana el conjunto dirigido por José Mourinho derrota como visitante al Espanyol.

 El Barcelona logró empatar el partido recién a falta de diez minutos para el final y mediante un golazo de David Villa. De tal modo, el equipo azulgrana defendió su invicto de 20 partidos en el campeonato local. David Barral había conseguido la ventaja para los anfitriones a los 16 minutos.

 Con la proximidad del choque del próximo miércoles contra el Arsenal por la Liga de Campeones, Guardiola apostó a la rotación en su equipo titular. Pedro, Sergio Busquets y Eric Abidal se sentaron en el banquillo, mientras que Ibrahim Afellay, Javier Mascherano y Gabriel Milito ocuparon sus lugares.

 El Barcelona estuvo demasiado lejos de su intensidad habitual durante la primera parte. Además, se vio superado por la velocidad de Barral y el oportunismo de Diego Castro en sus últimos 20 metros.

 El equipo catalán nunca pudo sentirse cómodo en el campo del Sporting y el césped alto dificultó la transición rápida del balón mediante el juego corto.

 Sin que la portería local sufriera algún tipo de peligro, el Sporting encontró la ventaja a los 16 minutos. Barral recibió el balón en una contra sobre la izquierda de su ataque, le ganó en velocidad a Piqué, dejó en el camino a Milito y luego definió con un disparo violento junto al palo izquierdo de Víctor Valdés.

 Conmocionado por el gol, el líder del campeonato reaccionó recién pasada la media hora, cuando Andrés Iniesta recortó sobre la izquierda del área y lanzó un disparo abierto muy bien detenido por el portero Iván Cuéllar.

 Ya en el complemento, Guardiola quitó del partido a Afellay y produjo el ingreso de Pedro, hombre clave en el Barcelona de la actual temporada.

 El equipo azulgrana incrementó su intensidad en la segunda parte, mientras que los locales evidenciaron paulatinamente su desgaste físico.

 Justo entonces fue cuando apareció la enorme figura del guardameta Cuéllar.

 El portero protagonizó tres paradas clave contra Xavi, Messi y Dani Alves en un lapso de cinco minutos y no hizo más que desesperar al rival.

 Guardiola dejó a Piqué como único central y le dio el lugar a Seydou Keita. Ya los últimos 20 minutos se convirtieron en un duelo cuerpo a cuerpo en los últimos 15 metros del campo del Sporting.

 A falta de diez minutos, llegó el empate tan buscado por los catalanes. Messi encontró a Villa sobre la derecha y el delantero castigó a su ex equipo con una fina vaselina por encima del cuerpo de Cuéllar.

 Ya en los últimos instantes, Pedro falló una definición en la boca de la portería rival, después de un desvío en el guardameta rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios