Tenis l Abierto de Australia

Susto y reacción de Rafa Nadal

  • El balear salva seis bolas de set en la primera manga contra el francés Simon y alcanza una plaza en los octavos de final, ronda a la que no llegan García-López ni Roddick, derrotado de modo sorprendente

El tenista español Rafa Nadal tiró de casta para clasificarse para los octavos de final del Abierto de Australia, primer grande del año, en una jornada en la que se despidió Guillermo García-López así como Andy Roddick, que perdió en un maratoniano encuentro ante el alemán Philipp Kohlschreiber.

El número dos del mundo tuvo que tirar de casta para superar al galo, que se mostró muy agresivo durante la primera manga y le puso en serios apuros. No obstante, el manacorí se plantó en octavos en un partido que se alargó hasta las dos horas y 26 minutos.

Simon, 33º del mundo, saltó a la Rod Laver Arena sin ningún tipo de complejo y a punto estuvo de sorprender a un Nadal que no encontraba su sitio. Así, el francés se adelantó en el electrónico (5-2) y dispuso de seis bolas de set para cerrar la primera manga. En ese momento, el orgullo hizo reaccionar al mallorquín, que siempre se crece en los momentos de adversidad y sacó sus mejores golpes para dar la vuelta al parcial y acabar con las esperanzas de su rival.

En las dos siguientes mangas, afinó su saque y ya no dio casi opción a Simon, aunque el francés no se lo puso fácil en ningún momento.

Sin embargo, la mala noticia del día fue la eliminación de Guillermo García-López, que no pudo clasificarse por primera vez para los octavos de un Grand Slam al perder ante el francés Jo-Wilfried Tsonga. El galo, sorprendente verdugo del escocés Andy Murray en la jornada inaugural, se impuso tirando de su potente saque y mayor precisión.

La sorpresa de la jornada llegó de la mano del estadounidense Andy Roddick, que no estará en los octavos de final tras caer en un maratoniano encuentro -casi cuatro horas- ante el germano Philipp Kohlschreiber. Roddick, que fue semifinalista en 2007, cosecha así su peor resultado en Australia desde el año de su debut, en 2002, cuando cayó en segunda ronda.

Por otra parte, la australiana Casey Dellacqua apeó de la cita a la francesa Amelie Mauresmo, vencedora en 2006. La gala no se había despedido en tercera ronda desde el año 2000.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios