Trece jornadas después, el Nástic vuelve a ganar

  • Los goles de Jandro y Tortolero, antes y después del tanto de Goiria, sellaron la victoria ante un Éibar que mereció más

El Gimnàstic de César Ferrando volvió a ganar un partido (2-1) tras más de tres meses sin saber qué era la victoria, después de rentabilizar al máximo las escasas opciones que tuvo ante un Éibar que se mostró serio y que mereció un mejor resultado.

La primera ocasión fue para los vascos. Un centro al segundo palo era rematado por Biel Medina, que estuvo a punto de sorprender al Roberto. Parecía que el Éibar tomaba las riendas del partido ante un Nàstic excesivamente nervioso en los primeros quince minutos de juego.

Pero fue el Nástic quien se adelantó en el marcador. Jandro, tras centro de Campano, no falló de cabeza ante la meta de Cuéllar.

El conjunto de Ferrando pareció soltarse con el marcador a favor, y aunque cedió el dominio al Éibar, trató de sorprender a la contra. Y esta vez la historia se vivió al revés, porque cuando mejor estaba el Nàstic llegó el empate del Éibar. La defensa local no supo despejar un balón que cayó en pies de Codina, Roberto no supo atrapar el centro y el rechace quedó en pies de Goiria, que marcó.

El partido no tenía intensidad ni emoción aunque eran los locales los que buscaban con mayor ímpetu la portería y esa insistencia sirvió para que Tortolero, tras un centro de Campano, subiera el segundo al marcador, pocos instantes antes del descanso.

La segunda mitad se inició con una clara ocasión para los locales, tras un contragolpe. La réplica no llegó hasta quince minutos más tarde, en la que fue primera llegada del Éibar y el disparo de Insa estuvo a punto de colarse en la portería. Poco después Altuna lo volvía a intentar tras centro de Codina, pero el remate salió desviado.

A partir de ahí se abrió el partido. El Éibar buscaba el empate con insistencia y el Nàstic quería sentenciar a la contra. Codina y Txiqui pudieron empatar y los minutos finales se convirtieron en un asedio para la portería de Roberto pero pese a la insistencia visitante, el Nástic logró ganar un partido después de 13 jornadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios