Urgencias opuestas con Riazor como escenario

  • El Deportivo necesita ganar para salir de la cola y el Atlético busca un puesto en la cabeza

El estadio de Riazor, donde el Atlético de Madrid no puntúa desde 1999, será el escenario de un duelo vital para el Deportivo y el equipo rojiblanco, que pelearán por un triunfo necesario para dos objetivos opuestos: la salvación, en los locales, y la Liga de Campeones, en los visitantes.

Esas dos metas se cruzarán en un enfrentamiento con color blanquiazul en sus últimos seis precedentes en Liga en la ciudad gallega, todos ellos con victoria coruñesa frente a los madrileños, cuyo último triunfo en ese campo se remonta a 1995 (0-1).

El Atlético luchará contra sus estadísticas en Riazor, donde retomará la competición con el reto de regresar cuanto antes a los puestos de Liga de Campeones, de los que salió en la última jornada del año con su derrota frente al Espanyol (2-1).

El técnico mexicano Javier Aguirre descartó de nuevo al portugués Maniche, que supuestamente no volverá a jugar en el Atlético como medida disciplinaria del técnico. Lotina confirmó la presencia en la alineación de Rodolfo Bodipo, que será el hombre de referencia en ataque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios