Zarpazo del Albacete

  • El Celta entierra sus opciones de ascenso en Vigo en el debut de Antonio López

En el debut de Antonio López en el banquillo, el Celta se quedó sin argumentos para seguir creyendo y vendiendo la idea de que el ascenso todavía es posible tras la derrota cosechada ante un Albacete que toma aire en la lucha por la permanencia.

El estrepitoso fracaso del último recurso que le quedaba al equipo, el cambio de entrenador, se saldó con una pobre imagen, ya que la llegada de Antonio López al banquillo celeste no sirvió como revulsivo ni en el césped ni en el marcador y el Celta volvió a cuajar una decepcionante actuación, para más inri ante el penúltimo clasificado, que hizo a la perfección su trabajo de defensa y contragolpe.

Los castellano-manchegos sentenciaron el partido ya en el minuto diecisiete en una transición de libro dirigida por Morán y que Barkero culminó en el segundo palo a pase de Azkorra.

Un gol que hacía justicia a los méritos del Albacete que ya había avisado con un disparo al larguero de Xavi Jiménez, ante un Celta que no sabía a qué jugar. Con el Celta perdido, el Albacete estuvo a punto de sentenciar el encuentro en una gran oportunidad de Alustiza a la media hora, fruto de un error garrafal de Rubén, que el visitante aprovechó para lanzar un balón bombeado que cercar estuvo de pillar por sorpresa a un Estaban adelantado.

Con este panorama se fue al descanso el partido, con un Celta que fue despedido por los suyos con pitidos y que en la segunda parte cambiarían por gritos de !dimisión, dimisión! dirigidos al palco presidencial.

Y es que poco o nada cambió el panorama en los segundos cuarenta y cinco minutos. El Albacete volvió a gozar de las mejores ocasiones y así en el cuarenta y seis Barkero pudo poner la puntilla a un Celta, al que le pesaba la responsabilidad y la presión. Al final, derrota de un Celta en el que ya no cree ni la calculadora y al que se le avecinan tiempos duros tras el abucheo de la hinchada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios