Las bajas merman el potencial del filial cadista

El Cádiz B regresa a la compitición con la moral alta y la intención de mantener la línea de juego del último tramo del año, que le dio dos victorias consecutivas que le permiten respirar tranquilo a mitad de tabla. La visita a Sevilla para enfrentarse al filial del equipo hispalense puede significar un salto considerable en la clasificación, ya que una victoria podría meter a los amarillos entre los diez primeros, aunque todavía muy alejados de los puestos que dan acceso a jugar la liguilla de ascenso.

Por ello, el Cádiz B ha desconectado poco en estas fiestas con sesiones de trabajo en la mayoría de los días de Navidad. Lo mejor es que el técnico Raúl Procopio parece haber encontrado un once tipo, que le está dando buen juego y buenos resultados, algo que esperan mantener en este año, al menos lo segundo.

Entre las más destacadas bajas se encuentra la del guardameta David, un fijo en el equipo. Tampoco podrá estar Bienve que ya se perdió el partido ante el San Roque de Lepe. Tampoco se podrán vestir de corto para enfrentarse al conjunto hispalense Caballero y Jesús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios