Con las botas puestas

  • El Xerez planta cara al Recreativo y sólo la falta de puntería en momentos puntuales le privó de pasar de ronda Goleadores Antoñito abrió el marcador y Martins igualó en un dudoso penalti

El Xerez afrontaba el nuevo año con un complicado reto, el partido de vuelta de los dieciseisavos de la Copa Del Rey ante el Recreativo. Un derbi andaluz en el que el objetivo, escuchado durante la semana, no era otro que intentar dar la campanada: remontar el cero a uno favorable a los onubenses conseguido en la ida y pasar de ronda.

El objetivo no se pudo obtener, pero el Xerez se marchó del Nuevo Colombino con la cabeza alta y metiendo el miedo en el cuerpo a todo un Primera División. El Deportivo hizo un gran fútbol y ofreció un bonito encuentro con una gran primera parte en la que logró marcar, igualó la eliminatoria e hizo soñar a su afición. La segunda comenzó con el resultado con el que acabaría el encuentro, en esta ocasión el Recreativo fue mejor que el Xerez pese a tener un hombre menos. Con todo, en tiempo de descuento Yordi tuvo un gol muy claro en una jugada embarullada, pero le pegó mal y Iago Bouzón la sacó bajo palos cuando se colaba.

La noche era fría en Huelva y el público era escaso, pese a que los abonados entraban gratis y el resto a precios más que populares, pero eso no impidió que los equipos comenzaran el choque con un buen ritmo.

Con muchas ganas empezó el Xerez y por ello el dominio de la primera parte sería suyo. Los xerecistas sorprendieron a su rival de inicio y a los cinco minutos de juego tuvieron su primera llegada clara. Fue un disparo desde fuera del área de Abel Aguilar que salió cerca de los palos de Barbosa. Pese a que no hubo gol fue una gran jugada colectiva que se repetiría alguna vez más en la primera parte.

Poco más tarde Pedro Ríos también probó fortuna con un buen disparo que no tuvo consecuencias, y en el minuto nueve llegaría una de las jugadas claves del choque. Moreno, sin duda uno de los mejores, dio un pase excelente para la carrera de Yordi, que cogió el testigo hasta encarar en uno contra uno al central Beto, que ayer volvía tras varias semanas de suplencia, y éste lo derriba en clara infracción con lo que el colegiado señala la falta y la expulsión del portugués al ser el último hombre.

La superioridad numérica no hizo más que acrecentar las buenas sensaciones de los visitantes, que entonces pasaron a hacerse dueños y señores del centro del campo con Moreno distribuyendo fútbol. El Recreativo se cerró entorno a Barbosa, incluso más de lo previsible, y se decantó por las contras como única arma de ataque.

Los de Víctor Muñiz tuvieron su primera ocasión en el diecisiete del primer periodo cuando Marquitos, el hombre que hizo el gol en Chapín, a punto estuvo de conseguir abrir el marcador en un centro chut que se envenenó.

Pero el Xerez estaba siendo mejor y los acercamientos no cesaban hasta el punto de llegar el gol. Fue  en el veintiocho cuando Antoñito se aprovechaba de un error de la defensa local para controlar la pelota en zona de gol, revolverse de espaldas a Poli e internarse lo justo para armar el disparo y batir a Barbosa por bajo y ajustado.

La eliminatoria quedó igualada pero no tardaría en romperse porque el Recreativo ofició de equipo de Primera. Cinco minutos más tarde empataba el partido con un penalti ciertamente dudoso que tuvo su inicio en una jugada de contragolpe y que prácticamente significaba su primera ocasión de gol clara.

Marquitos logra pisar área en una internada por banda y Miki Roqué lo derriba en una acción muy discutible en la que el colegiado barrió para casa y pitó penalti sin pensárselo pese a las ostensibles protestas de los jugadores de Juan Martínez Casuco. El luso Carlos Martins transformó la pena máxima engañando a Chema por bajo.

Con la igualada, el técnico local Víctor Muñoz sacó a Javi Guerrero, que entró en el once por la inesperada lesión de Rosu en el calentamiento, y puso al central Iago Bouzón. El partido se igualó. El Xerez siguió apostando muy fuerte y bien pudo marcar Antoñito su segundo tanto con un disparo seco y ajustado que salió lamiendo el palo; pero el Recre también tuvo un par muy buenas en las botas de Martíns y Congo.

La segunda prometía, el Xerez era consciente de que su segundo gol valdría mucho y quizás fue por eso por lo que finalmente no marcó. El Recreativo siguió encerrado entorno a su guardameta, pero en esta ocasión salió a buscar la pelota al centro del campo y la ganó. Allí maniató al Xerez, que no creó peligro nunca y que sólo dispararía en la malograda jugada final de Yordi casi al final.

No hubo ocasiones de ninguno y sólo al final se rompió algo el partido. Pero fue a favor del Recreativo, que tuvo tres claras oportunidades para conseguir la victoria en disparos de Sinama Pongolle, Varela y Martins.

A un minuto para la conclusión el Decano tuvo la mejor de todo el choque, un mano a mano de Congo con Chema que resolvió a su favor el portero alicantino.

A renglón seguido llegaría la jugada en la que Yordi logró sacar un disparo dentro del área entre el barullo de jugadores, un lanzamiento que salió muy flojo y pese a que superó al portero Barbosa no hizo lo propio con Iago Buzón, que despejó en la misma línea de gol.

Al final, buena imagen del Xerez Deportivo que parece mejorar defensiva y ofensivamente y que ayer mereció algo más ante un Recreativo que tiró de oficio y experiencia para conseguir meterse en octavos de final de la Copa del Rey.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios