Un clásico con problemas

  • El Poli de Castro Santos supera ya en dos puntos los números de Luis César en una temporada en la que el equipo ha estado 33 jornadas en puestos de descenso

Si hay un equipo en el verano futbolístico español que todos los años se refuerza con jugadores significativos de la Segunda División ese es el Poli Ejido. Año tras años, los celestes, con Gabriel Hidalgo en la presidencia, han intentado asaltar la Primera División, pero por distintos motivos han terminado salvando la categoría con discrección, e incluso alguna que otra vez con más apuros de lo esperado.

Esta temporada la historia se repitió en pretemporada, pues no en vano llegó a Santo Domingo uno de los técnicos más cotizados del fútbol nacional, Luis César Sampedro. El gallego venía de ascender al Nástic y con plenos poderes para confeccionar un equipo de garantías. Sin embargo, sus resultados nunca llegaron, una circunstancia que le costó el puesto a finales de enero.

Lo cierto es que con Luis César con Castro Santos el Polideportivo Ejido acumula nada menos que treinta y tres jornadas en puestos de descenso, un dato que pone muy a las claras la mala temporada del cuadro celeste.

Con la llegada de Castro, el conjunto almeriense ha experimentado una leve mejoría, si bien su desventaja con respecto a la salvación ha provocado que su situación no sea nada sencilla. El entrenador gallego ha superado ya a su antecesor, pues en 18 partidos ha sumado 22 puntos, dos más que Luis César en 21.

El nuevo preparador ha convertido al equipo en un bloque mucho más tosco y menos vistoso que su anterior compañero, un equipo que explota sus cualidades al máximo, sabedor de que la única manera de salir de la zona de descenso es yendo al límite.

Uno por uno, el plantel almeriense es de los más completos de Segunda División, si bien Santos no ha dudado en echar mano de algún que otro jugador del filial, como el caso de Juan López, futbolistas que pese a estrenarse han ofrecido un rendimiento más que notable.

Al margen de la subida de jugadores del segundo equipo, si hay algo positivo esta temporada en el Poli han sido algunos refuerzos, principalmente los llegados desde Segunda B. Los casos más interesantes son los del central Castells, cedido por el Valencia, y el extremo Juli, del Benidorm, sin lugar a dudas de lo mejor del equipo.

En la portería, la alternancia de porteros ha sido la nota predominante en los últimos meses, primero Iglesias y luego Bello Serans, que actualmente es titular. En defensa, Castro ha dado continuidad a sus laterales, Cerra por la derecha y Bernaus por la izquierda, mientras en el eje el citado Castells y Rodri han ganado puntos en los últimos partidos.

En mediocampo Usero aporta equilibrio al equipo y su compañero más asiduo, Curro Vacas, algo más de toque de balón. Otras veces su pareja es Robles, un futbolista que aporta muchísimo trabajo. En la parte de arriba la velocidad de Juli, Gerardo y Pedro Vega es su mejor virtud, aparte del cuerpo a cuerpo de Bermejo o Jorge Molina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios