En construcción pero con hechuras

  • Los azulinos ofrecieron buena imagen y superaron al Arcos en su primer amistoso · El argentino Gioda jugó medio tiempo

El Xerez de Primera, el de la ilusión por el reto que afronta por primera vez en su historia, echó ayer a andar en Arcos y lo hizo en plena construcción pero con maneras ante un rival incómodo, que siempre le plantó cara y que no se lo puso fácil.

Los azulinos se impusieron a los locales por un ajustado 2-3, que bien pudo ser un 2-5 o un 2-6 porque el encuentro oportunidades tuvo y entretenido también estuvo, aunque en algunas fases lo del 'bolo' de pretemporada le vino como anillo al dedo. Además, se estrenó sin firmar el argentino Gioda, que agradó bastaste al entrenador azulino.

Los pupilos de Ziganda, que apostó por un 1-4-4-1, se desenvolvieron bastante bien sobre el terreno de juego y dejaron muchas pinceladas de ese gran bloque que fue la pasada campaña. El trabajo fue notable y los futbolistas tuvieron casi en todo momento claras sus funciones sobre el terreno de juego, algo vital para comenzar a ser un bloque que aspire, como mínimo, a plantar cara a los 'monstruos' de la Liga de estrellas y de los grandes megafichajes.

Ziganda, ante la falta de jugadores, no tuvo más remedio que improvisar sobre la marcha y se vio obligado a apostar por un once prácticamente igual que el base de la pasada campaña. Francis y Mendoza fueron los laterales, Vicente Moreno actuó de central junto al canterano Joaqui y Redondo se colocó por delante de la defensa como mediocentro defensivo. Las bandas fueron para Momo y Rosillo, la manija del equipo la llevaron Viqueira y Abel y Míchel fue el jugador más adelantado.

Las diferencias entre un equipo de Primera y otro de Primera Andaluza deben ser patentes en todos los aspectos pero a los azulinos les costó comenzar a demostrarlo, ya que se encontraron con un Arcos voluntarioso y con ganas de agradar a sus aficionados.

Con tantas ganas saltaron los arcenses al terreno de juego que lograron ponerse por delante en el marcador en el minuto 31. Álvaro batió a Chema después de un saque de esquina que lanzó Zurdito.

Pero la alegría le duró poco porque los xerecistas se encargaron de nivelar la contienda sólo dos minutos más tarde, después de un penalti de Casillas sobre Míchel que transformó Momo.

El 1-2 pudo llegar dos minutos más tarde, en el 35, pero el árbitro anuló un gol a Míchel tras una jugada de Momo por fuera de juego. A los de Ziganda les 'picó' esa decisión porque en el minuto 40 hicieron el 1-2. Míchel superó a Leñero después de una dejada atrás de Rosillo tras un lanzamiento desde la esquina de Abel.

Los azulinos, que casi siempre tuvieron la posesión del balón, fueron superiores a su rival en la primera mitad en líneas generales y demostraron lo que la pasada temporada, que con rodaje puede hacer cosas importantes ante cualquier rival y con poco por la calidad de sus futbolistas del centro del campo hacia delante.

La segunda parte arrancó con un carrusel de cambios en ambos conjuntos y el Deportivo aprovechó la circunstancia para sentenciar por la vía rápida. En el minuto 50 ya ganaba 1-3 gracias a un nuevo tanto de Mario Bermejo.

El Arcos no se rindió y lo siguió intentando hasta que Archi, en el minuto 81, sorprendió a Toni con un buen disparo desde fuera del área que recortaba distancias y hacía las diferencias más cortas en el marcador que sobre el terreno de juego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios