Un derbi para examinarlos

  • El Atlético de Madrid intentará romper el maleficio que le impide vencer al Madrid desde 1999, mientras que los blancos necesitan un triunfo que les consuele de la reciente eliminación copera

Atlético y Real Madrid se enfrentan hoy en un derbi que, al comienzo de la segunda vuelta de la Liga, servirá tanto para fijar las aspiraciones rojiblancas como para demostrar la capacidad de respuesta madridista, tras ser eliminado de la Copa, el pasado miércoles.

El duelo madrileño es esperado con ansiedad por ambos. Al Atlético le urge derrotar al máximo rival para acabar con una sensación de impotencia ante los blancos que se prolonga desde 1999. Para el Real Madrid no es sólo una cuestión de orgullo, tras acumular una nueva decepción en la Copa, sino que si vuelve a salir indemne del Calderón habrá dado un gran paso hacia el título.

La visita al estadio rojiblanco es, en principio, la salida más complicada que le queda al conjunto madridista, que en la primera vuelta pasó con nota por Barcelona, Bilbao, Valencia y Villarreal y sólo sucumbió en Montjuic y Sevilla.

Las lesiones suponen el otro problema para Schuster, que no puede contar por lesión con Robben, Saviola, Heinze, Metzelder y Soldado, y ha estado pendiente hasta el último momento del portugués Pepe, que finalmente puede ser titular, pese a la contusión con hematoma que sufrió en el tendón de Aquiles de la pierna derecha, que le impidió entrenarse esta semana con normalidad.

La presencia del central portugués es muy importante, porque permite que Sergio Ramos continúe en el lateral derecho, con lo que el equipo gana en poder ofensivo. En caso contrario, Ramos ocupará el centro de la zaga y Miguel Torres entrará la derecha.

En el centro del campo, la trascendencia del encuentro puede propiciar la vuelta al once inicial de Guti, suplente en la Liga tras ser expulsado ante el Murcia, pero cuyas actuaciones han seguido siendo convincentes cada vez que ha entrado en el campo. Guti se crece en las grandes citas y, ante el Atlético, puede recuperar su puesto en detrimento del holandés Wesley Sneijder.

El ataque, con Raúl y Van Nistelrooy, es la gran preocupación del Atlético.

En el lado contrario, el Atlético también expone su ataque con orgullo. Ausente Fernando Torres, la afición rojiblanca ha encontrado una pareja ofensiva que idolatrar, gracias a la explosión del Kun Agüero, autor de 16 tantos en el total de competiciones esta campaña, y a la rentabilidad de Diego Forlán. Agüero, que ya marcó en la ida, vuelve a ser la gran amenaza, porque ha anotado en los últimos tres encuentros.

Aguirre cuenta para este choque con Motta, casi inédito esta temporada, pero cuya contribución es vital para dar equilibrio el centro del campo. La victoria aumentaría sus expectativas, hasta ahora satisfechas con ocupar un puesto en Liga de Campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios