GRANADA 74 | xerez · así se vivió el partido

El día que Motril se tiñó de azul

  • De primera La afición xerecista mostró su categoría y convirtió el Escribano Castilla en una sucursal de Chapín

Comentarios 10

La 'marea azulina' inundó ayer las calles de Motril de manera descarada, dándole un toque de color a la ciudad granadina y al Escribano Castilla. Lástima que los seguidores xerecistas no pudieran llevarse los tres puntos de la localidad granadina, pues demostraron con creces que son una afición de primer nivel.

Desde antes de las cuatro de la tarde numerosos aficionados ya llenaban los aledaños del campo motrileño, algunos en mejor estado que otros, pero al fin y al cabo todos deseando que el canario Hernández Hernández diese comienzo al partido. A las cinco menos diez de la tarde apareció el Xerez. Lo hizo como si de una gran final se tratase, pues el autobús fue literalmente rodeado por los aficionados xerecistas que esperaban ansiosos la llegada de sus jugadores. ¡Ese Momo, oé!, y el clásico '¡Xerez, Xerez!' o el ya habitual 'Yordigol, Yordigol' se convirtió en la música de fondo durante algunos momentos. Es más, en algún que otro instante el grito de guerra fue 'Que bote Chapín' pues por momentos se respiraba ambiente de partido local.

Los xerecistas se comportaron como señores y se limitaron a animar a su equipo durante los 90 minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios