"No diré que el punto es bueno, pero no es malo"

  • Casuco entiende que "todo lo que nos pasa es fruto de la tensión del vestuario"

Todo un segundo tiempo con un jugador más que el rival y el Xerez no es capaz de ganar. ¿Qué tiene que pasar para que el equipo gane? Es la pregunta con la que comenzó la rueda de prensa de Casuco, que contestó lo siguiente: "Se ha hecho todo lo que se ha podido, por una banda, por la otra, por el centro..., y hemos tenido ocasiones. Hoy no voy a decir que la suerte no ha estado con nosotros porque ellos han podido marcar en las dos ocasiones en las que nos han llegado, pero desde que ellos se quedaron con diez y a raíz de los cambios que hicimos en la segunda parte, el dominio del partido fue nuestro, pero sin acierto".

El técnico xerecista quiso hacer ver que la expulsión de un jugador del rival no implica ventaja para ganarle. "Quedarse con uno menos no tiene por qué alterar su trabajo en defensa. El equipo se queda con menos capacidad ofensiva, pero sigue teniendo sus cuatro defensas y sus cuatro hombres en el centro del campo. Renuncian al ataque pero defensivamente son fuertes, por lo que a veces es engañoso decir que el rival estaba con diez. Con diez no te puede ganar el rival, pero sí puede defender un cero a cero".

Casuco llegó a decir que "esto es lo que hay y lo que tenemos, y no es una queja. Es la situación con la que tenemos que trabajar, y no me refiero a los jugadores, sino por ejemplo a los nervios que hemos tenido en la primera mitad, nervios que provocan entregas al contrario, pérdidas de balón y otras cosas que han creado inseguridad en el Xerez y seguridad en defensa para el Córdoba. Es fruto de la situación y de nuestra obligación de ganar".

Admitió que "nos falta definición en el pase final, pero todo es fruto de la tensión que hay en el vestuario. Es un problema de confianza, de seguridad, algo que dan los resultados. No se gana, no hay seguridad. Esto es como la pescadilla que se muerde la cola. Hasta que no lleguen los resultados...".

El nuevo tropiezo "no varía en nada nuestra situación. Tenemos un punto más y hay que seguir trabajando. No voy decir que el punto es bueno, pero tampoco es malo, aunque la verdad es que no estamos contentos con el empate porque este partido era para sumar los tres puntos. El equipo ha tenido una buena actitud en el terreno de juego, pero está claro que si no sumamos de tres en tres, no llegamos".

Se le preguntó por la labor del colegiado y declinó la invitación a opinar. "No hablo del árbitro, porque sin ir más lejos la semana pasada nos anularon un gol que según se demostró luego, era legal. Pero bueno, las dos tarjetas de hoy estaban más que justificadas. Con el reglamento en la mano es expulsión por doble amarilla".

Concluyó diciendo que "nuestro objetivo es lograr los veinticuatro o veintiséis puntos en la primera vuelta, y quedan cinco jornadas para eso. Hay que hacer un esfuerzo grandísimo para lograrlo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios