El duelo más desigual posible

  • Un Real Madrid que es líder sólido visita en el Ciudad de Valencia al Levante, hundido en la tabla y a 11 puntos de la salvación, con prácticamente lo puesto y muy mermado en la parcela defensiva

El Ciudad de Valencia será escenario del duelo más desigual que puede contemplarse en el presente campeonato de Liga, entre un Levante hundido en la tabla a once puntos de la salvación y el sólido líder, el Real Madrid, que viaja con lo justo, plagado de ausencias.

La situación por la que atraviesa el Levante deja una única esperanza a la que se aferran los jugadores de Giovanni de Biasi, el recuerdo de la histórica victoria lograda la pasada campaña en el Santiago Bernabéu (0-1, gol de Salva Ballesta de penalti). Es la última de un equipo visitante en Liga en el feudo madridista. Aquel encuentro, sin duda, marcó la reacción del equipo valenciano en la temporada y su posterior salvación.

Por el contrario, el Levante tendrá enfrente a un equipo que ha exhibido en repetidas ocasiones un temible contraataque y una gran eficacia anotadora, aunque también una defensa que llega con desajustes por las bajas.

En el Levante, el encuentro estará marcado por la reciente salida del club de tres hombres titulares, como son el guardameta Marco Storari, el extremo Savio Bortolini y el defensa Bruno Cirillo. Los problemas económicos que arrastra la entidad podrían provocar la salida de al menos otros dos futbolistas durante este mes de enero.

Así, el serbio Vladan Kujovic defenderá la portería levantinista por segunda vez en esta Liga y Mustapha Riga podría regresar al once después de permanecer una semana apartado del equipo por haber alargado sus vacaciones de Navidad de forma injustificada.

Debido a la baja de Christian Riganó por una tendinitis, De Biasi únicamente podrá contar con Alex Geijo como delantero nato, un ariete que a pesar de haber gozado de numerosas ocasiones todavía no ha encontrado el camino del gol en la temporada de su debut en Primera División. El resto del equipo será el habitual de las últimas jornadas.

Por su parte, el Real Madrid llega a Valencia para medirse al Levante con siete bajas y varios de sus titulares entre algodones, recién recuperados de molestias que no les impedirán jugar.

Podrá hacerlo Iker Casillas, pese a los problemas estomacales que sufre, Fabio Cannavaro tras superar un esguince, Julio Baptista después de sufrir una faringoamigdalitis aguda y Raúl González, pese a estar aún renqueante del fuerte golpe en su rodilla izquierda que sufrió ante el Mallorca en Copa del Rey.

La derrota copera y las numerosas bajas no bajan el clima de optimismo que se respira en el Real Madrid. Solvente líder en Liga, Bernd Schuster ha señalado el Ciudad de Valencia como un estadio "donde se ganan Ligas".

El técnico alemán no podrá contar con Sergio Ramos, por sanción, Mahamadou Diarra, que se marchó a disputar la Copa de África con Mali, y por lesión con una larga lista formada por Heinze, Metzelder, Robben, Balboa y Soldado.

Ha recuperado a última hora a Cannavaro, que solventa los problemas en el centro de la defensa, donde Schuster se había quedado sin efectivos. Una situación que puede darse a corto plazo en la figura del medio centro destructivo. Sólo está Fernando Gago para jugar y lo hará con cuatro amarillas. La eficacia del Real Madrid en el Bernabéu, donde ha ganado todo lo que ha jugado, la debe mostrar ante el colista para mantener distancias con sus perseguidores. Viajan tres porteros: Casillas, Dudek y Codina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios