La efectividad jarota decide un encuentro con pocas ocasiones

No hay mal que cien años dure. Que se lo digan, si no, al Villanueva que, tras pasar por una crisis de identidad que lo desbancó del liderato, ha vuelto a recuperar su estilo para comandar de nuevo la tabla. Eso sí, todo queda a la espera de lo que haga hoy el San Fernando. Pero ayer, el cuadro jarote durmió otra vez en lo más alto gracias al gol de Baby que tumbó a la Balompédica, un equipo rácano que no supo jugar con la ventaja que le dio la expulsión de Chicote en el minuto 67.

El partido fue disputado desde el inicio. Era lo que correspondía entre dos equipos llamados a estar en el play off. Pero tanta lucha mermó las aproximaciones a las áreas y facilitó las ocasiones a balón parado. Así lo intentó Manrique en el minuto 7, pero se topó con Alberto.

El Villanueva aparecía con cuentagotas, liderado por las arrancadas de David Pérez y los movimientos entre líneas de Baby. Ambos dieron trabajo al otro David Pérez, el portero balono, en tres ocasiones antes de que el marcador se moviera. El gol llegó en el 43' cuando Baby soltó un latigazo en una falta en la frontal para que el balón, tras tocar en un zaguero, llegará a la red.

La Balona afrontó la segunda mitad con nuevos bríos. Noel dio más mordiente al ataque e inició dos acciones ofensivas que culminó sin fortuna Manrique. Con el Villanueva sufriendo, Chicote vio la roja por agredir a Óscar. Todo se ponía en contra. Pero el cuadro jarote supo aguantar las acometidas e, incluso, pudo sentenciar con contras de Baby y Quero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios