Los entrenadores, en el punto de mira

  • Los técnicos se unen ante la dureza de los árbitros al sufrir en diez jornadas más expulsiones que en todo el curso pasado

La defensa de Diego Simeone a su compatriota Mauricio Pellegrino ante la expulsión que sufrió el entrenador del Valencia durante el enfrentamiento de ambos equipos sentó un precedente: la dureza de los árbitros para con los entrenadores de la Liga española llegó a tal punto que hasta generó una suerte de corporativismo entre rivales en un partido.

Pellegrino se convirtió el sábado pasado en el octavo entrenador expulsado en las diez jornadas que se llevan disputadas de la Liga. Con apenas un cuarto del campeonato jugado, ya se registraron más expulsiones de entrenadores que en toda la temporada pasada.

Mientras el ex ayudante de Rafa Benítez le pedía explicaciones al árbitro del Valencia-Atlético, Fernando Teixeira Vitienes, el propio Simeone intermediaba para defender a su colega y rival, aún cuando el Atlético perdía provisoriamente por 1-0.

"Se trata de un colega y pedí que no lo echaran sobre todo porque se llevaba poco tiempo de partido (el preparador del Valencia abandonaba el campo a los 42 minutos de juego)", dijo el técnico del Atlético de Madrid.

La tensión entre los árbitros y los entrenadores del fútbol español se incrementó con el paso de las jornadas. Además del técnico del Valencia, también fueron expulsados Tito Vilanova (Barcelona), Míchel (Sevilla), Manolo Jiménez (Zaragoza), Miroslav Djukic (Valladolid), Paco Herrera (Celta), Mauricio Pochettino (Espanyol) y Paco Jémez (Rayo Vallecano).

De acuerdo con el Comité Técnico de Árbitros, el cambio radical en las decisiones de los jueces se basó en una solicitud de la FIFA para acabar con las reiteradas quejas de los entrenadores desde el banquillo.

A lo largo de la última semana, Victoriano Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros, se reunió con Eduardo Caturla, presidente del Comité de Entrenadores, para escuchar las quejas expuestas por los técnicos del fútbol español, pero insistió en que el criterio no variaría.

"Los entrenadores nos sentimos un poco perseguidos por los árbitros. Están más pendientes de nosotros y seguramente hay una directriz desde el Comité de Árbitros", afirmó hace unos días atrás José Luis Oltra, entrenador del Deportivo.

Varias de las expulsiones ejecutadas por los colegiados quedaron en tela de juicio, al comprobarse mediante las transmisiones televisivas que los entrenadores no habían cometido una falta suficiente como para abandonar los partidos. Tales fueron los casos de Pochettino o Paco Jémez, por ejemplo.

"Hay que ponerle un coto a esto. No se puede echar a un entrenador por no hacer nada. Esto parece una dictadura, no puedes hacer ni una referencia al juego", dijo Paco Jémez, después de haber sido expulsado en la reciente derrota del Rayo por 0-5 contra el Barcelona.

Varios medios informaron sobre una supuesta amenaza de huelga por parte del Comité de Entrenadores, aunque hasta el momento no hubo ninguna confirmación oficial al respecto. "A los árbitros les molestan mucho las protestas. Entienden que se les está echando al público encima", dijo Caturla, que agregó: "Les pedimos a los árbitros que estén tranquilos y no estén tan pendientes de lo que sucede en los banquillos". Los árbitros se remiten a una circular advirtiéndolo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios