Deportes

El fervor puede más que el calor

  • Sevilla se vuelca con la llegada de la selección pese a no ser la acogida de las grandes ocasiones · La Federación agradeció el apoyo de los aficionados con el lanzamiento de regalos

Comentarios 10

Se nota que el verano ahuyenta a la población sevillana hacia las playas y zonas de temperaturas más suaves. En esta época estival las calles se tiñen de soledad, las avenidas multiplican sus plazas de aparcamiento y sólo esporádicos turistas extranjeros dan la cara a las horas de máximo calor, siempre ataviados con la necesaria botella de agua o la socorrida granizada.

Quizá por este motivo el recibimiento de Sevilla a la selección española de baloncesto no llegó a ser como el de las más grandes ocasiones. No obstante, casi un millar de aficionados se dieron cita en la tarde de ayer en el pabellón de San Pablo para disfrutar de la presencia del combinado nacional, una vez finalizada su primera etapa de preparación para el Eurobásket de Polonia en San Fernando.

Todas las miradas estaban puestas en Pau Gasol, duda aún para la cita de Polonia. Pequeños y no tan pequeños aparecían en las instalaciones que habitualmente usa el Cajasol con la camiseta del jugador de Los Angeles Lakers, ávidos de la caza del deseado autógrafo. Pero no sólo camisetas con el nombre del de Sant Boi. Navarro y Felipe Reyes también contaron con el acompañamiento de su pequeña colonia de fanáticos.

Antes de que las puertas se abrieran al público (aproximadamente a las 21:05), la fiesta del baloncesto comenzaba en los alrededores. La presencia entre la masa de Fernando Romay despertaba los primeros aplausos y hacía que los flashes empezaran su jornada laboral.

Pese a que el sol empezaba a rozar el horizonte, aún hacía un calor sofocante. "Menos mal que no hemos venido antes", comentaba un aficionado equipado con la elástica española. Y llegó la hora de la entrada, que dio paso a que la locura se desatase. Con Pau presenciando el entrenamiento de sus compañeros desde detrás de la línea lateral, el público vibró con los pupilos de Sergio Scariolo. Los mates de Marc Gasol, las jugadas acrobáticas de Ricky Rubio y Rudy Fernández y los triples imposibles de Navarro empezaron a calentar a un público que, gracias a un stand de la FEB, entró provisto de bolsas con souvenirs de la selección.

Cuando la sesión vespertina tocó a su fin los jugadores se entregaron a su público. Garbajosa, Rudy, Marc, Felipe Reyes... todos lanzaron regalos a los fieles aficionados que aguantaron hasta la conclusión. Camisetas, balones y muñecos que quedarán en cientos de casas sevillanas como recuerdo del paso de España por la ciudad hispalense.

En otro orden de cosas, este mediodía (a partir de las 14:00 horas) será presentado en el hotel Barceló Renacimiento el Torneo Ciudad de Sevilla en un acto que contará con la presencia de dos jugadores de la selección que hasta ayer se desconocían, además del seleccionador, Sergio Scariolo, y el presidente de la Federación Española, el sevillano José Luis Sáez.

El cuadrangular se disputará desde mañana y hasta el próximo viernes y tendrá a Gran Bretaña, Eslovenia y Lituania como rivales de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios