Los focos apuntan a Messi e Ibrahimovic

Uno es pequeño y el otro es interminable, pero ambos son dos estrellas del fútbol mundial y hoy se les espera Messi contra Ibrahimovic. Ninguno de los dos brilló en la ida, y seguramente buena parte del pase esté en las botas de estas dos grandes estrellas.

Messi atraviesa un espectacular momento de forma, pero frenó su incomparable andar en la cita de San Siro. Messi no fue Messi, se podría decir. Pero el argentino tiene oportunidades cada tres días; o bien para aumentar su leyenda o bien para vengar afrentas pasadas, como la de San Siro.

Y lo mismo para Ibrahimovic. El sueco no escondió su extraordinaria motivación y en la primera parte tuvo una inmejorable oportunidad de marcar, al quedarse solo delante de Víctor Valdés, quien le ganó el duelo. Quizá hubo extramotivación en el sueco, que no suele errar esas oportunidades.

Ahora regresa Ibrahimovic al escenario en la que probablemente pasó la peor temporada de su carrera hace dos años. Llegó como una estrella al Barcelona y se fue por la puerta de atrás, despedido por Guardiola. Aquel episodio fue frustrante para Ibrahimovic, quien acabó la temporada como suplente y después no desperdició ninguna oportunidad de lanzar sus dardos verbales contra Guardiola.

Una versión vulgar de uno puede ser suficiente para inclinar la balanza del lado contrario. Y, también, la mejor versión basta para meter a un equipo en las semifinales de la Liga de Campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios