Más goles y lluvia que juego en La Canaleja

estella: Casqueiro, Yoni, Gago (Dobla, 62'), Iván, José Carlos, Canijo, Ismael (Beni, 62'), Marín, Asensio (Migue, 81'), Nene y Lolo (Álvaro, 74'). SIDONIA: Juandi, Víctor, Jorge (Germán, 46'), Paquito, Juanlu, Neka, Chus, Grego (Rafa, 75'), Paco (Jesús, 70'), Dani y Sergio. Árbitro: Carmona Burgos (Cádiz). Expulsó al local Marín por doble amonestación (61') y al visitante Chus con roja directa (78'). Mostró tarjetas amarillas al local Iván y a los visitantes Juanlu y Paco. Goles: 1-0 (10') Asensio. 1-1 (25') Grego. 1-2 (62') Paco, de penalti. 2-2 (75') Asensio. 3-2 (80') Asensio. 3-3 (89') Dani. 4-3 (90') Dobla. 5-3 (92') Migue. Incidencias: Medio centenar de aficionados en La Canaleja.

En un partido celebrado casi en penumbra debido al deficitario alumbrado del campo de La Canaleja ante una incesante lluvia que no cesó en los noventa minutos del partido, el Estella fue levemente superior a un desangelado Sidonia, que demostró ante el equipo jerezano que no es casualidad su antepenúltimo puesto en la tabla clasificatoria.

El Estella se contagió de la falta de intensidad, concentración y garra del equipo asidonense y sólo con el mayor oficio del equipo local se intuía una segura victoria. Pero lo que suele suceder en el fútbol, el Sidonia se mantuvo dentro del partido sin crear ni una sola ocasión de gol, empatando a uno con un gol magistral de falta directa a tres metros del área de Grego y poniéndose por delante tras un claro penalti cometido por Marín -que le costó la segunda tarjeta amarilla- y ejecutado por Paco.

El Estella, viéndose por detrás en el marcador, con un jugador menos y con sólo 25 minutos por delante, subió el nivel de intensidad y esto le bastó para asediar continuamente la portería contraría, consiguiendo remontar con dos goles de Asensio, que logró el primer hat-trick de los rojinegros esta temporada.

Los visitantes, a un minuto de cumplirse el tiempo reglamentario y otra vez de falta directa en las proximidades del área, consiguieron empatar, esta vez más por fallo de Casqueiro que por la perfección en el lanzamiento, que llegó a la porteria bombeadito y por encima del portero. En el descargo del portero cabe apuntar que la lluvia y lo deficitario del alumbrado hizo medir mal al guardameta.

Cuando los visitantes ya habían perdido un hombre por roja directa tras una entrada por detrás de Chus y el partido parecía que iba a acabar en tablas, el Estella mantuvo la garra e intensidad de los ultimos minutos y apeló a la épica, siguió llegando continuamente al área visitante y marcó dos goles ya en el descuento, quedándose con una victoria que nunca debió peligrar si la intensidad y concentración de los últimos minutos se hubieran mantenido desde el comienzo del partido.

Digna de mención fue la actuación del defensa del Estella Iván, que volvía al equipo despues de dos partidos de sanción y que aportó seguridad y concentración en defensa con su contagiosa forma de transmitir ánimo y rigor a sus compañeros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios