Un histórico con urgencias

  • El Hércules ha realizado esta temporada una importante inversión económica para buscar un ascenso que tiene complicado lograr debido a su irregularidad

Desde que el Hércules recuperó la categoría de plata hace un par de campañas, el objetivo de la entidad alicantina ha sido dar el salto a Primera División pero su gran inversión económica no ha dado los resultados esperados.

La pasada temporada realizó contrataciones tan importantes como las de Tote, De los Santos o Farinós pero los buenos resultados nunca acompañaron a un equipo que terminó en la zona media de la tabla después de cambiar hasta tres veces de entrenador, ya que Bordalás, Uribe y Paquito pasaron por el banquillo.

Este año, Valentín Botella, presidente de la entidad, apostó por la experiencia de Goikoetxea para llevar la nave a buen puerto y la política de fichajes fue la misma de ejercicios anteriores. No ha dudado en tirar de la cartera para reforzar la plantilla pero los resultados siguen sin ser los esperados por todos.

El Hércules ha cerrado la primera vuelta en la mitad de la tabla, décimo, con 29 puntos, a 6 puntos del Sporting de Gijón, que ocupa la tercera plaza con 35 puntos y marca el ascenso y en este primer tramo ha realizado grandes encuentros, como el del pasado domingo en Carranza , y otros para olvidar, como los que perdió ante el Alavés o el Sevilla Atlético.

La portería se ha convertido en el principal problema para Goiko, ya que Sergio Aragonses está apartado, Prats lleva mucho tiempo lesionado y no ha respondido a las expectativas que todos habían depositado en él y sólo Unai Alba mantiene el tipo.

La defensa es fuerte y segura y su pilar más importante es el central César Martín, que llegó en verano procedente del Bolton Wanderers y se ha convertido en el máximo realizador del equipo con cuatro dianas.

En el centro del campo carecen de un organizador 'creativo' que asista a los jugadores de arriba y eso le está costando caro, aunque futbolistas como Rodri, De los Santos o Montenegro hacen un trabajo inconmensurable.

En las bandas, aprovechan la calidad de Farinós, que entra por la derecha aunque no es su demarcación natural, y del ex xerecista Ismael, que cuando sacan a relucir su calidad son difíciles de pagar.

Arriba, tras la marcha de Blas Pérez, su fichaje más caro del pasado verano, Ion Vélez y Tote marcan las diferencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios