La lluvia condiciona a los azulinos

La lluvia volvió a convertirse ayer en la gran protagonista del entrenamiento del Xerez, que tuvo que volver a cambiar de escenario. Esteban tenía previsto trabajar en el Anexo de Chapín o en la Zona Hípica pero no pudo hacerlo en ninguno de los dos sitios porque estaban inundados. Los xerecistas se marcharon al Palacio de Deportes pero allí volvieron a tener dificultades por las goteras, debido a la fuerte tromba de agua. El entrenador azulino espera poder trabajar hoy con normalidad y disputar el partidillo intersemanal para preparar el choque frente al Granada 74. Tras cuatro jornadas repitiendo equipo, Boquerón tendrá que hacer una variante, ya que no podrá con el sancionado Mendoza. Además, para ese choque, no estará una semana más Marco Navas porque no termina de dejar atrás sus molestias, aunque ya realiza parte del trabajo junto al resto del grupo. Y si Esteban tiene que hacer cambios en la defensa por la sanción de Mendoza, Tapia también tiene problemas atrás. Su central Martí Crespí no entrenó ayer por una sobrecarga en los aductores y es duda, aunque los servicios médicos del club granadino van a intentar recuperarle. El delantero Aranda, que está descartado, es posible hasta que haya dicho adiós a la temporada y hoy acudirá a Madrid para ser examinado por el doctor Guillén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios