Otro pasito del Real Madrid que es una zancada

  • El pírrico 1-0 ante el Murcia le vale para acercarse todavía más al título de Liga

El Real Madrid dio un paso gigante en su afán de revalidar el título de liga, al derrotar por un gol a cero a un Real Murcia que cada vez tiene más difícil asegurar su permanencia en la división de honor del fútbol español.

El Madrid hizo sus deberes y dejó a los azulgrana a nueve puntos, dando un paso más que importante en su objetivo de cerrar el curso con el título de liga.

Con la baja por sanción de Sergio Ramos, Schuster dio entrada a Miguel Torres en el lateral derecho y descanso al italiano Cannavaro formando el centro de la zaga el argentino Heizne y el portugués de origen brasileño Pepe.

El partido se presentaba casi a vida o muerte para el Murcia de Javier Clemente, que llegó al Bernabeu penúltimo y a ocho puntos de la salvación. Sacó el vizcaíno una defensa de cinco hombres con la idea de intentar sorprender al líder con contraataques, dejando en punta al sueco Goitom y con un marcaje personalizado del capitán murcianista Cuadrado a Raúl, portador del brazalete merengue.

Marañón pudo haber adelantado a los murcianos en el minuto 3, antes de que Iturralde dejase sin pitar un posible penalti a De Lucas (más tarde haría lo propio en una acción sobre Guti, al que amonestó, en una decisión muy protestada por el público) y de que el holandés Robben a punto estuviera de sorprender al uruguayo Carini, en el minuto 12.

Ocho minutos después, se produjo una acción que pudo ser decisiva, ya que el colegiado vasco expulsó a Miguel Torres por una entrada a Aquino. Schuster no introdujo ningún cambio y el Madrid se quedó con una defensa de tres y Robinho controlando la banda derecha hasta que le sustituyó, en la segunda parte, Míchel Salgado.

El Madrid no se amilanó ante un Murcia valiente pero que no dio más de sí en la primera mitad, en la que el magistral Guti lanzó un zurdazo desde fuera del área, a falta de siete para el descanso, y Robben hizo lo mismo cuando quedaba uno. Poco más se pudo reseñar, salvo la soberana pitada con la que el público despidió a un Iturralde.

Sin goles se reanudó un encuentro que se fue animando pero que nunca llegó a brillar. Raúl pudo abrir el marcador en una acción individual en el minuto 10, pero fue el holandés Sneijder el que, tras robar un balón, colocó con belleza el 1-0 que le daría los tres puntos a los blancos.

Clemente introdujo a Movilla, que fue recibido con una sonora pitada por la afición local, que no le perdona su animadversión hacia el club madridista y le silbó prácticamente cada vez que tocó el esférico. Los rojillos se animaron con este cambio, pero no supieron aprovechar su superioridad numérica, dejando escapar una oportunidad inmejorable de salir del Bernabeu con un resultado positivo.

El argentino Fernando Gago firmó una más que digna actuación y el Madrid logró amarrar tres puntos que fortalecen sus aspiraciones de gloria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios