El presidente número 23

  • El empresario nazareno, que puede vender el club en los próximos días, acumula hoy 1272 días de mandato · Su paso por el Xerez quedará para la historia al igual que su clásica expresión: "sí o sí"

Joaquín Morales cumple hoy 1272 días al frente del Xerez Deportivo, un club al que pretende abandonar en los próximos días si fructifican definitivamente las negociaciones con el empresario almeriense Juan Morales Manrique. El de Dos Hermanas llegó al club como el auténtico salvador tras comprar a Gil Silgado la mayoría de acciones cuando todos daban por muerta a la entidad ante la negativa del onubense. Tres años y algunos meses después, Morales va a dejar al Xerez criticado por casi todo el mundo (quizás de manera injusta), como colista y sin poder cumplir el sueño que siempre anheló, el ascenso a Primera División. Éxitos y desaciertos aparte, Joaquín Morales Domínguez pasará a la historia del Xerez como un presidente peculiar donde los haya y que como él mismo ha reconocido "me he dejado la piel por el club".

2004

la llegada al club

El empresario de Dos Hermanas aterrizó oficialmente en el Xerez un 23 de julio de 2004 tras comprar la entidad a José María Gil Silgado por un montante de 1'5 millones de euros. Una vez confirmada la compra del Xerez (el día 27 de julio), Morales comienza a perfilar su equipo de trabajo que pasa por Paco Chaparro como máximo responsable técnico, seguido de Diego Rodríguez, secretario técnico. Tras pagar la deuda de tres millones de euros con AFE comienza a perfilar el plantel y su primer fichaje es el meta Julio Iglesias, para seguir con Roteta, Basti, Tete, Jorge Cordero, Pedro Ríos, Raúl Molina, Monteagudo o Rubén Pazos y Lekic, su fichaje bomba. Además, el club vende a Unanua por 90.000 euros y firma a Camuñas al pagar al Rayo casi cien millones de las antiguas pesetas. Al margen de ir solventando infinidad de juicios pendientes, casi 80, en lo deportivo el equipo arranca bien y se mantiene en la parte alta durante muchas jornadas. Acaba el año décimo tras caer ante el Murcia de Casuco.

2005

del cielo al infierno

El año comienza con una mini-concentración en Ronda para "clarar ideas", según Morales. En la Liga el 2005 arranca con derrota ante el Celta y un empate en Chapín contra el Racing de Ferrol algo que cuesta el puesto a Chaparro, pese a que días antes confesó: "no me voy a dejar influir por los chillidos de nadie. Paco se viste por los pies y daré la vida por él". Su sustituto es Enrique Martín, que se estrena con una victoria en Carranza ante el Cádiz por 0-1 y es recibido en lor de multitudes junto al presidente. Morales destaca: "Estoy loco, es el día más feliz de mi vida. Le dedico la victoria a Paco Chaparro, que también se lo merece". Tras una racha victoriosa el Xerez se aleja del ascenso y Morales comienza a planificar la temporada siguiente. Sin embargo, lo peor estaba por llegar, el Chapinazo. El Cádiz gana el derbi en Chapín y asciende a Primera ante la desesperación de la afición. Morales dice tras el varapalo: "Voy a dejarme de mariconeo y voy a echarle huevos a esto. El año que viene haremos un equipo para ascender". Martín no renueva y Lucas Alcaraz se convierte en el nuevo entrenador, recuperando la ilusión del aficionado. El equipo inicia la Liga de forma espectacular y acaba el año líder destacado con 38 puntos.

2006

con la miel en los labios

Una clara victoria ante el Nástic a domicilio, 0-3, sirve para comenzar el año y entusiasmar a la afición. No obstante, conforme avanza la competición el Xerez se desinfla y acaba cediendo el colchón de once puntos que había acumulado. Las lesiones, como la de Lekic y Geijo, la falta de acierto enturbian la racha y problemas como el expediente a Mendoza sacuden la actualidad del club. Entretanto, Morales acuerda con el Ayuntamiento el pago de las acciones municipales. Abonará 2'4 millones de euros desde julio 2009 hasta el año 2022. El campeonato termina con el Deportivo en séptima posición y con récord de puntos en la categoría, 67. Lucas abandona el club, al que llegan Francisco Domínguez como nuevo director general, Antonio Fernández como director deportivo y Pepe Murcia como entrenador. Los primeros refuerzos llegan al club: Luque, Chema mientras se marchan otros como Pendín, Lekic y Tete. El año empieza de manera sensacional y el Xerez se sitúa arriba durante las primeras 18 jornadas. El equipo acaba el año en la sexta posición. En lo extradeportivo, la cercanía de las elecciones municipales hace entrar en escena a Pacheco y Pilar Sánchez, conscientes de que el Xerez es parte importante de su victoria. Morales se encierra en el Ayuntamiento el 5 de octubre para solicitar la subvención en un acto que va a marcar su futuro en el club.

2007

bicefalia mortífera

Al igual que en años anteriores, el Deportivo no termina de funcionar en la segunda vuelta. El equipo se refuerza en invierno con Abel Aguilar y Walter López y se marchan de la entidad emblemas como Selu, Rubén Pazos y García Granero, pero aún así, conforme pasan las jornadas se aleja más del ascenso. A ello hay que unir polémicas como la de Gonzalo del Bono, que se queda sin debutar, o la bicefalia que Morales deja en el club con Diego Rodríguez y Antonio Fernández en la secretaría técnica y con Joaquín López y Fernández Monterrubio en la dirección general. Son los peores momentos de Morales que decide de un plumazo cargarse a todos a excepción de Monterrubio y la dimisión de Fernández Marchán, y nombra a Miguel Ángel Rondán como técnico y director deportivo. La Liga acaba con el Xerez noveno, evitando así pagar la cláusula de 25 millones a Pepe Murcia por quedar entre los seis primeros. Rondán comienza a confeccionar la plantilla dando bajas sorprendentes como la de Gerard, Sergio Castaño o Yordi, quien finalmente se queda en el equipo. La falta de dinero obliga al ex capitán a esperar hasta el último día para hacer un plantel en el que muchos jugadores, Momo, Míchel o Antoñito llegan justo el día 31 de agosto. El año acaba con el Xerez en penúltimo y con Casuco en el banquillo sustituyendo a Rondán. Al menos, en el plano económico el club presentó mejoras sustanciales, y es que después de la Junta General de Accionistas celebrada a finales de diciembre, el Xerez, según las cuentas de sus propietarios, había reducido la deuda de 18 a 14 millones de euros.

2008

mal año deportivo

La llegada del 2008 no ha traído consigo la mejoría esperada. En este último mes de Joaquín Morales al frente del Xerez los resultados deportivos no acompañaron y el club, tras empatar ante el Poli Ejido, cae hasta la última posición de Segunda. Las cosas se complican tras la derrota en Chapín ante Las Palmas cuando la afición carga duramente contra jugadores y presidente de la entidad hasta el punto de congregarse unos 500 en la puerta de tribuna una vez concluido el encuentro. Morales, en uno de sus arrebatos habituales, anuncia en rueda de prensa que dimite como presidente del Xerez. "Como prometí cuando llegué, el día que no me quisiera la afición del Xerez, dimitiría. Como soy fiel a mi palabra dimito de manera irrevocable y con todo el dolor de mi corazón".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios