Todos siguen confíando en la salvación

  • La plantilla xerecista no arroja la toalla y está convencida de ganar los partidos necesarios para seguir en la categoría

Comentarios 2

Restan 17 jornadas para el final de Liga y hay todavía 51 puntos en juego. La plantilla del Xerez se aferra a las matemáticas, no piensa en arrojar la toalla y se muestra totalmente convencida de ganar los encuentros necesarios para lograr una salvación en la que a estas alturas de competición confía poca gente.

Juan Antonio Portela recuperó la titularidad el pasado fin de semana y confesó ayer tras el entrenamiento que "estamos todos un poco jodidos por la derrota, pero ahora llega otro partido en casa importante y sólo pensamos ya en el Racing y en corregir los errores que cometimos en Gijón, que es cierto que los tuvimos".

El lateral, a pesar de todo, quiere ser optimista. "Sabemos que ya son finales todos los partidos, son encuentros a vida o muerte y ante el Racing tenemos que sacar los tres puntos porque de no ganar se nos complicaría mucho todo. La situación es delicada y no lo llevamos bien, lo estamos haciendo mal pero no podemos bajar la cabeza porque la salvación es posible, estamos a cinco puntos".

La defensa azulina ha recibido bastantes críticas por la derrota y el jerezano las asume pero no cree que toda la culpa de los despistes sea de los zagueros. "Cuando se pierde, las críticas recaen en la defensa pero hay que tener en cuenta que defendemos los once y atacamos los once. Yo, personalmente, asumo mi parte de responsabilidad pero el trabajo es colectivo y cada uno lo intenta hacer lo mejor posible.

Emilio Viqueira es uno de jugadores con más experiencia en el vestuario azulino y para él la situación también es reversible. "Hay que levantar la cabeza. Estamos jodidos por el resultado pero hay que tirar hacia adelante, el partido ante el Racing es vital y ya estamos centrados en ganarlo".

El centrocampista gallego espera al Racing ilusionado y no le pasa por la cabeza otra cosa que no sea doblegar al equipo de Juan Veiga. "Viene un rival directo, que marca la zona de descenso y de ganar daríamos un paso importante, ya que también le ganaríamos el 'goal average'. El equipo tiene que salir de ahí, estoy seguro que vamos a salvar la categoría. Quedan diecisiete jornadas y hay que ganar diez partidos".

Viqueira también quiso lanzar un mensaje a los seguidores. "Todos tenemos una responsabilidad grande y queremos que la gente esté con nosotros como lo estuvo el día del Numancia. con su apoyo, sacamos esto adelante".

A nivel personal, admite que "me voy encontrando mejor, voy conociendo más a los compañeros y eso es bueno. Hay que trabajar duro y más unidos que nunca".

Marco Navas sufrió viendo el partido por televisión, ya que no pudo estar en Gijón por su sanción: "Vamos contra corriente pero hay que ser optimistas, este fin de semana tenemos un partido de seis puntos y hay que ganarlo. El domingo es clave porque nos medimos a un rival directo".

Navas también admite los problemas en defensa. "Hasta ahora, hemos dado demasiadas facilidades y no nos lo podemos permitir, hay que seguir trabajando para estar más seguros atrás".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios