Todos temen a... Unicaja

  • Los malagueños llegan con varios reveses seguidos y van por la otra parte del cuadro de los grandes favoritos

Las quinielas en la Copa del Rey no garantizan nada. Más bien al contrario. Los expertos que siguen la ACB tirarán de tres favoritos principales, que se devorarán entre ellos, salvo uno, presumiblemente, antes de la final, para imponerse en la edición madrileña que arranca hoy y acaba en la tarde dominical. El Tau es un rodillo. Ha perdido dos partidos en la competición española. El segundo y último, el pasado sábado en Vistalegre. Dusko Ivanovic lo quiere todo. Si busca el triunfo siempre, aunque sean amistosos, qué pensar de la actitud de los baskonistas en una cita de tal envergadura... Los vitorianos, ganadores en 2002, 2004 y 2006, llegan con la vitola impuesta de principal candidato a la corona. De primeras se miden a un Pamesa en horas bajas y cuya irregularidad es patente. Pronóstico: victoria alavesa.

Las otras dos escuadras que compiten con los vascos en las principales casas de apuesta como aspirantes claros en el torneo son el Barcelona y el Real Madrid. El sorteo deparó un enfrentamiento entre ambos en cuartos y sólo puede quedar uno vivo. Los azulgrana, con una plantilla espléndida conformada desde los despachos por Chichi Creus, tienen en contra su condición de visitante en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid y, también, que los blancos están en un momento extraordinario, ganando partidos cruciales con heroicas remontadas o aguantando marcadores igualadísimos, ya sea contra el propio Barça en la Euroliga, con el Tau hace unos días o ante el Cajasol en San Pablo tras dos prórrogas. Ilyasova, Fran Vázquez y Navarro, por parte catalana, y Felipe Reyes, Bullock y Llull, del lado madrileño, forman la terna referente en las últimas semanas de unos y otros. Del clásico saldrá el adversario del Tau en las semifinales sabatinas.

De la jornada de mañana, en la otra parte del cuadro, sobresale Unicaja. En Málaga no existe el aficionado al que se le pase por la cabeza que los chicos de Aíto se quedarán sin final. Afortunados en el bombo, debutan en la competición con un Gran Canaria que no conoce el triunfo en sus cinco comparecencias previas en la Copa del Rey. Siempre cayó en cuartos el bloque isleño, pero acuden animados para que a la sexta llegue la vencida.

Además, a Unicaja le ha llegado el segundo bajón del curso precisamente ahora. ¿Casualidad? Extraña muchísimo que un equipo capaz de derrotar al Maccabi en Tel Aviv con media plantilla enferma, pegue un batacazo de dimensiones siderales el pasado sábado contra el CB Murcia en el Carpena. Aíto García Reneses, rey de copas con un repóquer de trofeos en sus vitrinas con distintos equipos, es un estratega al más puro estilo napoleónico. Tres derrotas en los últimos cuatro compromisos entre la Euroliga y la ACB. Pitos por primera vez en su feudo en la derrota contra los murcianos. Y toque de atención severo a la plantilla tras tamaña afrenta. El entrenador madrileño, viejo zorro en estas lides, sabe que es mucho mejor evitar la responsabilidad del gran favorito, aunque sus cruces sean notablemente más cómodos, pues si pasa de ronda se verá con MMT Estudiantes o DKV Joventut, que las eliminatorias de sus rivales directos.

Todos temen, con la boca pequeña o grande, a este Unicaja que parece que no está bien. Si no estuviera Aíto dirigiendo al plantel costasoleño, otro gallo cantaría, pero con el veterano preparador guiando a estos soldados, cualquier cosa puede suceder.

Es más. La historia acompaña a Unicaja en este sentido, ya que los malagueños sólo alzaron la Copa del Rey en una ocasión, en Zaragoza 05, con Sergio Scariolo al mando y Jorge Garbajosa, un gran Fran Vázquez y un enorme Germán Gabriel en la cita maña, entre los integrantes del equipo.

Esa campaña, la ya mencionada 04-05, el conjunto costasoleño se coló entre los ocho mejores en la última jornada de la primera vuelta, ubicándose entre los elegidos por tener mejor average general que el entonces Caja San Fernando de Velimir Perasovic. Entonces casi nada apostaba a caballo ganador por ellos y ahora, aunque no es lo mismo porque se encuentran mucho mejor en España y en Europa, tampoco.

Estudiantes-Joventut. ¿Favorito? La Penya. Los verdinegros no echan de menos a Aíto en la ACB y Sito Alonso, pese a los problemas con Mensah-Bonsu y Wright, ambos despedidos, y la lesión inicial de Ricky Rubio, hacen un baloncesto de muchos quilates, mientras que la baza colegial, aunque hayan recuperado la autoestima, será su fervorosa afición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios