El triunfo como una obligación sin excusa

  • Imprescindible El vestuario asume la imperiosa necesidad de sumar los tres puntos ante el Éibar Concienciados Calvo dice que "hay que ganar como sea" y Momo que "vamos a ir a morir"

Ganar el sábado al Éibar en Chapín es "imprescindible" -y ahora más que nunca- y este es el sentir del vestuario xerecista, donde los jugadores asumen que el discurso de las últimas semanas está adquiriendo tintes más dramáticos por la alarmante situación del Xerez en la tabla, a cinco puntos de la salvación y con el último partido del año por delante como bálsamo o tabla de salvación para no convertir en un drama las vacaciones navideñas.

Como bien indica Carlos Calvo, 'chico para todo' en el centro del campo xerecista, ganar es "imprescindible, es importantísimo para engancharnos y que no se escapen más", por eso "hay que ganar como sea".

El centrocampista asume que el Éibar va a ser un hueso duro de roer y el partido puede ser tosco al explicar del rival que "es un equipo que no da un balón por perdido, siempre va a todas y juega con muchas ganas y trabajo. Nosotros, como mínimo, tenemos que poner por lo menos lo que ellos, y luego intentar poner lo que mejor tenemos, que creo que es la calidad. Con calidad y trabajo al final las cosas salen, y este es un partido muy importante y por eso tenemos que intentar sacarlo como sea".

Calvo explicó que en el almuerzo navideño el presidente no dijo nada que no se esperasen: "Lo tópico de estas fechas: nos felicitó las fiestas, pidió la victoria del primer equipo y también la del segundo, que atraviesa una delicada situación. Pidió que ganemos, que es lo que todos deseamos".

Aunque sigue sonando la cantinela de que todavía queda mucho -aún no ha acabado la primera vuelta-, en el Xerez son conscientes de que el sábado juegan una auténtica final y Carlos Calvo subraya que "ahora los partidos son todos una final, de tres puntos y hay que ir sacándolos poco a poco para intentar salir de ahí abajo lo antes posible. Luego, en el momento que salgamos, ya se podrá pensar en otra cosa pero estos son partidos para acercarse a los puestos de salvación y poco más".

La pregunta del millón es que cómo se sale de ahí abajo y el centrocampista madrileño tiene claro que "ganando. Ahora estamos en una situación delicada porque ahí abajo todo es más complicado, todo está cuesta arriba. Por eso hay que intentar sacar estos tres puntos como sea y encarar mejor la segunda vuelta".

Calvo sostiene que el Xerez ha mejorado en las últimas jornadas: "Creo que sí, sobre todo en el trabajo físico y táctico el equipo está mucho mejor. En los últimos tres partidos el equipo sólo ha encajado un gol, y eso es algo positivo. Lo que pasa es que si no metes uno más que el contrario no puedes hacer nada, pero mantener la portería a cero siempre te da pie a que si marcas uno te puedas llevar el partido. Hay que seguir trabajando en esta línea y tratar de mejorarla".

El problema se ha trasladado de línea, porque la mejoría en defensa ha conllevado el empeoramiento en ataque: "Al principio es verdad que teníamos esa facilidad de hacer goles, ahora parece ser que no están entrando, pero como siempre digo, con trabajo y con más trabajo salen las cosas. Hay que estar en el día a día, trabajar y nada más".

Similar discurso adopta Momo, que aboga por "olvidarnos de la derrota en Castellón y centrarnos en el partido del sábado, en el que tenemos que conseguir la victoria sí o sí. No nos serviría para irnos de vacaciones con un buen sabor de boca porque el equipo está en una situación delicada, pero sí al menos para encarar el próximo año con más confianza".

Y es que en el vestuario quieren que se acabe cuanto antes un 2007 que ha sido nefasto a ver si el año nuevo trae mejor suerte: "Está claro que queremos terminar ya el 2007 pero que sea con una victoria, y a ver si el 2008 empieza de una forma diferente". Y para acabar el año, llega el Éibar, "un equipo siempre correoso, que hace un partido feo y nos va a poner las cosas difíciles, pero nosotros vamos a ir a morir en el campo".

El interior zurdo apuesta también por "mantener la tranquilidad y trabajar duro, no perder la confianza en nosotros mismos ni la autoestima" en estos momentos delicados, aunque no elude que el sábado sólo sirve sumar los tres puntos: "No nos vale otra cosa, hay que ganar porque creo que en la segunda vuelta nos va a costar mucho más ganar partidos. Quedan partidos para salir de ahí abajo y tenemos que tener confianza en nuestras posibilidades de salir adelante".

Dentro de la crisis del equipo, ahora le ha llegado el turno al sistema atacante y Momo explica que "hay que cambiar la dinámica, ahora que estamos consiguiendo dejar la portería a cero tenemos que hacer más ocasiones. Antes era al revés, nos salían las cosas en ataque pero ahora nos está costando hacer goles. En el equipo hay calidad pero lo importante es el colectivo; poniendo cada uno su granito de arena saldrá beneficiado el colectivo y por lo tanto cada uno individualmente".

+7 y -8

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios