El A400M multiplicará por cinco la capacidad de transporte aéreo de España

  • La ministra de Defensa dice que el país ha jugado un papel "crucial" en la salvación del avión · No fija fecha para la firma del contrato.

Comentarios 20

El A400M recibió ayer dos impulsos que afianzan su rumbo. Uno político y otro técnico. Por un lado, la visita de la ministra de Defensa, Carme Chacón, a la planta de ensamblaje final de Sevilla sirvió para sacar pecho por el éxito industrial del proyecto y para presionar a los siete países clientes para que firmen cuanto antes el acuerdo final que supondrá la salvación definitiva del avión militar. Por otro lado, la superación de un nuevo vuelo de certificación supuso un paso más hacia la consolidación del programa.

Chacón, que asistió junto al Rey hace algo más de un año al primer vuelo del aparato en la capital hispalense, indicó que los 27 A400M con los que contará España en menos de una década "darán al país una capacidad de transporte militar cinco veces mayor a la actual". Y es que esta nueva flota, que sustituirá a los Hércules C130, aportará cambios drásticos al Ejército del Aire. La ministra destacó que si las Fuerzas Armadas dispusieran hoy de este avión, "tardarían la mitad en trasladar cada rotación de personal a Líbano, no necesitarían escalas para ir a Afganistán, desde Madrid alcanzarían toda Iberoamérica con un único reabastecimiento en vuelo, y podrían transportar hasta 32 toneladas de ayuda humanitaria".

En cuanto a la firma final del acuerdo entre Airbus Military -filial de EADS encargada del A400M- y los siete países compradores de la aeronave para salvar el proyecto, la titular de Defensa ratificó su deseo de que se produzca "en breve" y de que "sea en Sevilla". Precisamente, la manifestación de fuerza de ayer estuvo encaminada a instar a los Estados clientes a escenificar cuanto antes el sí quiero definitivo. El proyecto estuvo a punto de cancelarse por problemas en el reparto de los sobrecostes que acumula. "España ha sido crucial para salvar el programa", presumió Chacón. No en vano, genera 1.600 empleos directos en España, principalmente en Sevilla, y otros 6.000 indirectos. Una cifra que ha empujado al Gobierno a pelear con uñas y dientes.

Por su parte, el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, fue conciso y contundente. "El programa marcha bien", resumió. Con más de 1.200 horas de vuelo a sus espaldas, los cuatro prototipos del A400M están respondiendo de forma satisfactoria a los ensayos. Sin ir más lejos, uno de ellos -el número dos- está siendo sometido a pruebas de frío extremo en Suecia (a -20 grados) y ayer mismo el tercer avión de pruebas superó con éxito en Sevilla un nuevo vuelo de certificación. Éste consistió en realizar actuaciones de subida con paradas de motor para comprobar la fiabilidad del aparato. "Hemos pasado de una fase en la que queríamos comprobar que la aeronave volaba bien a una de certificaciones", especificó. De hecho, estos periplos, que cuentan con personal de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) a bordo, comenzaron en noviembre del año pasado. A finales de 2011 se prevé que el A400M cuente con la certificación civil, y en 2012, con la militar.

Ureña también ratificó ayer en la visita a la fábrica de ensamblaje (FAL) del A400M que el programa cumplirá con el calendario previsto. Así, la primera entrega se realizará a Francia tres años después del primer vuelo, concretamente, el 11 de diciembre de 2012, "si es posible, ni un día más ni un día menos", vaticinó.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que también asistió al evento, junto a los jefes de Estado Mayor del Aire de los siete países clientes del A400M, recordó que "no hace mucho algunos decían que este proyecto era humo, que no tenía entidad ni viabilidad", y sacó pecho por estar, hoy por hoy, ante "una realidad" que asegura el futuro aeronáutico andaluz.

La Audiencia Provincial de Navarra ha emitido un nuevo auto en el que reconoce que la adjudicación de la vivienda en subasta no es suficiente para saldar la deuda hipotecaria y permite al banco ejecutar los bienes "en cantidad suficiente" para cubrir la suma reclamada. El auto de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra viene a contradecir el emitido recientemente por la Sección Segunda de la misma Audiencia Provincial.

BBVA presentó un incidente de nulidad contra el anterior auto alegando que los razonamientos jurídicos eran "arbitrarios". El caso por el que reclamó era el de una vivienda tasada en 203.000 euros, pero que se subastó a 137.350 euros, cuando la deuda del propietario con el banco era de 181.846,4 euros, más intereses (del 19 % anual). BBVA pidió la diferencia, de 44.496,4 euros, una petición que fue denegada.

Sin embargo, en el auto del pasado 4 de febrero, se estimó el recurso. El artículo 1911 del Código Civil establece que el deudor debe responder con todos sus bienes "presentes y futuros" del cumplimiento de sus obligaciones. Además, el artículo 579 de la Ley de Enjuiciamiento Civil fija que, si subastados los bienes hipotecados, su producto fuera insuficiente para cubrir el crédito, el juez podrá pedir el embargo por la cantidad que falta. Por ello, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Navarra considera que la normativa es tan evidente que "no se alcanzan a comprender las razones" por las que el Juzgado de Instrucción eludió su aplicación. "Máxime cuando en su resolución afectan al principio de seguridad jurídica al alterar el marco normativo y las bases sobre las que se asienta en España el sistema de garantía hipotecaria".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios