fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

BBVA prevé mayor desaceleración pero cree lo peor de la crisis financiera "ya ha pasado"

  • El Servicio de Estudios del BBVA estima que la desaceleración económica "tocará fondo" en la primera mitad de 2009 y a partir de ahí iniciará una "suave recuperación"

El Servicio de Estudios del BBVA cree que la desaceleración económica en España será peor de lo esperado, debido en buena parte al deterioro de la construcción residencial, aunque augura el inicio de la recuperación para la segunda mitad de 2009 y cree que "lo peor" de la crisis financiera "ya ha pasado".

En su último informe "Situación España", la segunda entidad financiera española sitúa su previsión de crecimiento para este año en el 1,9 por ciento, y la rebaja al 1,4 por ciento en 2009, aunque también la da en tramos -entre el 1,7 y el 2,2 por ciento este año y entre el 0,8 y el 2 por ciento el que viene-, dado el aumento de la incertidumbre y los factores de riesgo.

Además, según ha subrayado en rueda de prensa el director del Servicio de Estudios del banco, José Luis Escrivá, si la crisis financiera internacional persiste el crecimiento previsto podría resentirse en medio punto este año y en 0,8 puntos en 2009.

Y es que el informe insiste en los efectos negativos que el escenario internacional adverso puede tener para España, en cuestiones como el aumento de las primas de riesgo, el empeoramiento del sector exterior, el tipo de cambio, la alta inflación o el previsible retraso en las bajadas de tipos de interés, que el BBVA espera no se produzcan hasta septiembre.

Aunque en su exposición José Luis Escrivá ha considerado que "lo peor" de la crisis financiera internacional "ya ha pasado", como lo muestra el hecho de que algunos mercados de crédito están empezando a abrirse, reconoce que las incertidumbres siguen siendo "muy grandes" y que hace esta valoración con suma prudencia.

El BBVA subraya que el deterioro de la construcción está siendo peor de lo esperado, y advierte de que este año se podrían perder 400.000 puestos de trabajo en este sector, además de calcular que la inversión residencial caerá este año el 7,5 por ciento y casi el doble (el 14,5%) en 2009.

Pese a la actual coyuntura, el banco cree que el conjunto de la economía española seguirá creando empleo este año, con un aumento del 0,9 por ciento, aunque se "estancará" en 2009, cuando incluso podría reducirse el 0,1 por ciento. En términos de empleo a tiempo completo, sólo aumentaría el 0,6 por ciento este año y podría caer hasta el 0,3 por ciento el que viene, mientras que la tasa de paro se situaría en el 9,5 por ciento en 2008 y podría llegar al 11 por ciento en 2009.

Pese a la caída en la construcción, el BBVA considera que los demás sectores tienen fundamentos "suficientes" para poder crecer de acuerdo con su potencial. En términos globales, el Servicio de Estudios del banco calcula que "en el mejor escenario" se crearán 425.000 puestos de trabajo entre este año y el que viene, aunque "podrían llegar a destruirse 110.000 empleos" en ese periodo.

Tras reconocer que la "severidad" de la crisis financiera internacional está siendo mayor de lo esperado, el informe recuerda la dependencia de España con el exterior en términos de financiación y de evolución de los mercados. Por eso advierte de que un contexto de menor crecimiento en los países desarrollados conllevará un menor dinamismo de las exportaciones españolas y un menor aumento de la inversión, mientras la demanda interna se verá también mermada por haber primas de riesgo más elevadas.

El BBVA cree en este sentido que las ventas de productos españoles al exterior, que aumentaron el 5,4 por ciento en 2007, se desacelerarán hasta el 2,4 por ciento este año y el 2 por ciento el que viene, mientras que la inversión en general sufrirá una fuerte moderación, creciendo sólo una décima este año y bajando incluso en 2009, el 2,2 por ciento. Asimismo subraya la moderación del consumo de los hogares, que atribuye a múltiples factores como la alta inflación o el elevado precio del petróleo, que también implica una menor renta disponible de las familias.

José Luis Escrivá ha explicado que según los cálculos de su departamento, la desaceleración económica "tocará fondo" en la primera mitad de 2009, aunque a partir de ahí iniciará una "suave recuperación". Por otro lado, y al igual que hizo el Banco de España en su último boletín económico, el BBVA advierte de la posible desaparición del superávit público a partir de 2009, año en que podría incluso registrarse un déficit del 0,3 por ciento del PIB.

Además, el Servicio de Estudios prevé que en el próximo año y medio habrá un repunte "moderado" de la tasa de morosidad de los créditos que conceden las entidades, que en ningún caso estará por encima de la media europea, situada en el 2 por ciento

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios