BBVA dice que la economía andaluza está en la antesala de la recuperación

  • La entidad insta a la región a mejorar su capital humano y tecnológico para "dar el salto" · Sostiene que elevar la jubilación a los 67 "sólo dará tranquilidad durante dos décadas"

Comentarios 1

El economista jefe de España y Europa de BBVA Research, Rafael Doménech, aseguró ayer que Andalucía tiene "el reto" de mejorar su nivel de capital tecnológico y humano, una situación que requiere "sacrificios y costes para que la comunidad dé un enorme salto".

En la presentación del libro Situación socioeconómica y oportunidades de desarrollo en Andalucía, Doménech recalcó que la región tiene el "reto de acercarse a las que lideran los rankings de capital tecnológico y humano". "Su situación actual tiene solución, pero implica sacrificios y costes", sentenció el experto, que agregó que la economía andaluza "se va moviendo a un entorno neutro como paso previo para comenzar a hablar de actividad".

El directivo explicó que existe un "elevado porcentaje de fracaso escolar en Andalucía, sobre todo en educación secundaria con incrementos del 30%", y que sería necesario realizar acciones que garanticen que esta cifra se reduce a la mitad. Además, apostó tanto por la formación de los trabajadores como de las personas en paro.

En materia tecnológica, instó a modificar la "escasa investigación del sector privado", algo que asoció al pequeño tamaño de las empresas en la comunidad, por lo que propuso incentivos al sector privado y cambios en la regulación para favorecer la concentración empresarial.

El director de la Cátedra Dirección Territorial Sur de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), José Ignacio García, señaló que el informe BBVA destaca el crecimiento de los contratos indefinidos en Andalucía por primera vez en los últimos tres años, con alzas en la afiliación, y apuntó al sector agrícola como "refugio" ante la crisis.

En el marco nacional, Doménech aseguró que existe una tendencia a la normalización en la situación de la deuda soberana, aunque "aún está lejos de completarse". Sin embargo, dejó claro que la magnitud de inyección de capital público y privado no son "en absoluto comparables" a las de países como Irlanda, pues se encuentra en una horquilla similar a Austria, Bélgica, Holanda o Alemania, "algo perfectamente asumible".

Recordó que España ha terminado 2010 con un déficit "mejor" a las previsiones, con una "buena" consolidación fiscal, y mencionó el "buen comportamiento" de la prima de riesgo del país en las últimas semanas que responde a "la reestructuración de las entidades".

Asimismo, señaló que la contracción de la economía española ha sido "mínima y se ha esquivado la vuelta a la recesión. "La situación de 2010 fue mucho mejor de lo que las previsiones internacionales apuntaban, pero aún es insuficiente para crear empleo", insistió.

El directivo indicó que la demanda interna en 2011 se mantendrá "estancada" y su aportación al desarrollo económico será "nula", pero subrayó la mejora de la demanda externa. En 2011, se prevé un crecimiento del 0,9% en la economía y del 1,8% si no se tiene en cuenta la construcción, que seguirá sufriendo un ajuste en el primer trimestre del año", explicó.

Con respecto a la reforma de las pensiones, indicó que la esperanza de vida aumentará a un ritmo de un año por cada década, "lo que hace que el incremento de la edad de jubilación previsto suponga una solución sólo para las próximas dos décadas, por lo que habrá que seguir reformando el sistema". En cuanto al sector financiero, admitió que "realizar una reforma en ocho meses es un periodo bastante corto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios