La CEOE reclama mediadores externos para el diálogo social

  • Díaz Ferrán espera que el Gobierno retome en septiembre las negociaciones entre sindicatos y empresarios, aunque señala que no modificará sus propuestas

El diálogo social se ha convertido en uno de los culebrones del verano para el Gobierno que, aunque consigue sentar en la misma mesa a sindicatos y empresarios, no logra ponerlos de acuerdo. En esta ocasión fue el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, quien replicó ayer las palabras del ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que acusó a la patronal de adoptar posturas intransigentes ante el conflicto. "Los empresarios son tremendamente flexibles y lo seguirán siendo", aseguró Díaz Ferrán, que apostó por la inclusión de mediadores externos en el proceso para que aconsejen en las negociaciones. "Confío en nuestras proposiciones, como la de una reforma laboral, ya que ha sido defendida por gran número de instituciones nacionales e internacionales", apostilló. Además, el líder de los empresarios subrayó que ellos no tienen previsto modificar ninguno de los puntos de su propuesta.

El presidente de la CEOE barajó la posibilidad de que el Gobierno decida no volver a reunir a la mesa de momento. "En ese caso, animo al Ejecutivo a que gobierne y haga lo que le parezca oportuno. Pero que tenga en cuenta a las empresas porque, si no tienen un entorno adecuado, no se creará empleo". Díaz Ferrán también aprovechó la ocasión para aclarar que el CEOE nunca se ha levantado de la mesa del diálogo social, "pero nuestras posturas son imprescindibles para que España vuelva a crecer y crear trabajo". [Ayer, Zapatero convocó a sindicatos y patronal para el 15 de septiembre, pero no para reanudar el diálogo social sino para definir el nuevo modelo de economía sostenible].

En cuanto al contenido de sus propuestas, el representante de los empresarios volvió a defender la necesidad de una reforma laboral. "Es un clamor de todas las instituciones serias nacionales e internacionales. Entre ellas, el Banco Central Europeo (BCE) que, a través de José Manuel González Páramo -miembro del Comité Ejecutivo-, instó a impulsar una reforma urgente para evitar que se siga destruyendo empleo", añadió. Díaz Ferrán explicó que lo que la CEOE está poniendo sobre la mesa es la posibilidad de hacer contratos indefinidos con una indemnización por despidos superior a la de ocho días por año que rige actualmente para los trabajadores temporales. En cuanto a la alusión del ministro de Trabajo al exceso de bonificaciones al empleo, el presidente de la patronal apostó por que los incentivos sean generales para todos: "Defendemos las cotizaciones sociales y que se pongan las cuotas al mismo nivel que el europeo, eliminándose las primas que tienen los diferentes contratos para que todos los empresarios tengan las mismas posibilidades".

Paralelamente, el líder de la CEOE incidió en que el IPC cerrará 2009 por debajo del 1% y expresó su voluntad de mantener el poder adquisitivo de los salarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios