Entra en vigor la tasa sobre las estancias hoteleras en Cataluña

  • La Junta descartó implantar un impuesto similar en los establecimientos andaluces

Comentarios 2

El impuesto sobre la estancia en establecimientos turísticos que grava las pernoctaciones hoteleras se aplica desde ayer en Cataluña, aunque hay algunos hoteleros que todavía no la cobran porque el cliente todavía no se ha hecho a la idea de este nuevo tributo.

La cuota varía entre 0,45 euros y 2,25 euros por persona y noche y mantiene las exenciones para los menores de hasta 16 años y para las estancias subvencionadas por programas sociales de una administración pública de un Estado miembro de la UE.

Las personas que opten por hoteles de cinco estrellas y embarcaciones de cruceros que estén más de 12 horas en el puerto pagarán 2,25 euros por día.

En los hoteles de cuatro estrellas, los turistas pagarán 1,10 euros en Barcelona y 0,90 euros en el resto de Cataluña y en el resto de establecimientos pagarán 0,65 euros en Barcelona y 0,45 euros en el resto de Cataluña.

En declaraciones a Efe, el gerente de la Asociación Hotelera Costa Brava, Martí Sabriá, señaló que algunos clientes se quejaron cuando se les informó que se les aplicará este impuesto, por lo que hay hoteleros que no la están aplicando.

Sabriá explicó que se ha intentado "meter con calzador" y que algunos prefieren informar sobre este nuevo impuesto y empezar aplicarlo en los próximos días cuando se vea con más normalidad, aunque hay otros hoteleros que ya lo están cobrando.

El director de la Federación de Hostelería de Lleida, Juan Antonio Serrano, comentó que todavía es "pronto" para valorar cómo está funcionando este impuesto porque mucha gente está llegando ahora a los hoteles.

Sin embargo, afirmó que la consigna de la asociación es que se cobre desde el primer día porque si no es así "la gente se acostumbrará a no pagarla" y las cuentas de resultado se resentirán.

La Generalitat prevé recaudar unos 50 millones de euros al año con este nuevo impuesto, la mitad de lo previsto inicialmente, y ha rebajado la cuota que establecía la ley de creación del impuesto para poder incluir el 10 % del IVA en el precio final que deberá de hacer efectivo el turista.

En Andalucía, la Junta descartó la implantación de una tasa similar a pesar de una propuesta del Partido Comunista sevillano. La Consejería de Turismo, tanto en la etapa de Luciano Alonso como en la actual de Rafael Rodríguez, se ha mostrado contraria a introducir un impuesto para el sector que "está tirando de la nave andaluza" a día de hoy.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios