España está por debajo de la media de la UE en materia de innovación

  • Las principales debilidades son la baja inversión privada en I+D y la escasez de investigadores

Comentarios 3

España ocupa el puesto número 18 entre los 27 en el ranking de innovación de la UE, y se sitúa muy por debajo de la media comunitaria, según un estudio publicado por la Comisión Europea que, además, destaca que la convergencia con los países mejor situados, como Suecia, Dinamarca y Finlandia, avanza sólo a ritmo moderado.

El trabajo señala que los principales puntos débiles de España en materia de innovación son la escasa proporción de investigadores y doctorados (sólo Rumanía y Malta registran peores resultados) y la baja inversión privada en I+D (donde las empresas españolas están a la cola de la UE junto con las griegas, eslovacas y lituanas). Registra también malos resultados en la colaboración entre sector público y privado, el número de patentes y marcas comunitarias registradas y la tasa de compañías que introducen productos innovadores.

El informe pone de relieve que las únicas fortalezas relativas de España son el número de publicaciones científicas internacionales, único indicador por encima de la media, y en financiación pública, ya que la financiación con capital riesgo experimenta una fuerte caída.

Todo ello sitúa a España en el grupo de innovadores moderados de la UE, junto con República Checa, Grecia, Hungría, Italia, Malta, Polonia, Portugal y Eslovaquia. En este grupo, Malta y Portugal son líderes en crecimiento de la innovación, mientras que España y el resto sólo progresan a ritmo moderado.

En cuanto a los Estados miembros peor situados, el estudio indica que son Rumanía, Bulgaria Lituania y Letonia; mientras que Suecia, Dinamarca, Finlandia y Alemania son los líderes de la UE; y Austria, Bélgica, Chipre, Estonia, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Eslovenia y Reino Unido ocupan una posición intermedia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios