El Gobierno pagará el nuevo plan de empleo con el presupuesto de los ministerios

  • Los parados que ya cobraron la ayuda de 426 euros no se beneficiarán de este nuevo plan, que incluye bonificaciones para las empresas que creen puestos de trabajo.

Comentarios 9

La nueva ayuda de 400 euros durante seis meses para los parados sin cobertura sólo podrá ser percibida por quienes hayan agotado su protección por desempleo a partir del 16 de febrero de 2011, por lo que no podrán acceder a ella quienes ya cobraron los 426 euros del anterior programa (Prodi). Esta ayuda económica se enmarca en el programa de recualificación profesional para los desempleados sin prestación, incluido en el decreto ley aprobado en Consejo de Ministros con el Plan de choque para la empleabilidad 2011-2012, que emana del pacto social y económico suscrito por Gobierno e interlocutores sociales.

En la rueda de prensa posterior al Consejo, el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó que los 400 millones de euros que se destinarán a esta nueva ayuda no supondrán un aumento del techo de gasto, puesto que 200 millones saldrán del presupuesto del Ministerio de Trabajo, en tanto que los otros 200 millones se obtendrán de aportaciones del resto de ministerios.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, explicó que el programa tiene una duración de seis meses y no incorpora la posibilidad de prórroga, con lo que, en su caso, se tendría que concertar un nuevo programa con empresarios y sindicatos. La ayuda de 400 euros podrá ser solicitada por el parado que agote su prestación a partir del 16 de febrero y cuando las rentas en la unidad familiar del desempleado no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (fijado para 2011 en 641,40 euros). Además, está vinculada a la realización de un itinerario individualizado de inserción que contemple un diagnóstico sobre su empleabilidad y a la participación en medidas de política activa encaminadas a la reinserción laboral, especialmente en sectores emergentes y con mayor potencial de crecimiento.

Gómez destacó que todos los desempleados sin protección podrán acceder a estos itinerarios personalizados y a la formación para la reinserción, aunque sólo podrán obtener "los 400 euros de acompañamiento" quienes cumplan los requisitos mencionados. El plan de choque incluye acciones específicas -con itinerarios individualizados de empleo- para jóvenes, mayores de 45 años parados de larga duración y personas procedentes del sector de la construcción y otros afectados por la crisis que tengan baja cualificación. Asimismo, durante 2011, los Servicios Públicos de Empleo garantizarán que en los planes de formación dirigidos prioritariamente a personas ocupadas se guarde un cupo de entre el 20 y el 40% para desempleados.

Sólo las empresas que aumenten su plantilla podrán lograr bonificaciones

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, anunció que sólo las empresas que incrementen plantilla podrán beneficiarse de las bonificaciones del contrato a tiempo parcial previstas en el plan de choque para el empleo aprobado en el Consejo de Ministros, que estarán vigentes durante un año. Gómez explicó que se excluye a las empresas que han despedido porque así se evita un efecto de sustitución en las plantillas de los trabajadores más antiguos. Para el ministro, con el fomento de la contratación a tiempo parcial se pone solución a una de las principales "insuficiencias" del mercado laboral español, aunque hizo hincapié en que se trata de una medida "transitoria y excepcional".

El titular de Trabajo insistió en que las bonificaciones sólo estarán disponibles durante los próximos doce meses y para la contratación de jóvenes de hasta 30 años y parados de larga duración con una jornada a tiempo parcial de entre el 50 y el 75% del total. De esta forma, las empresas con menos de 250 trabajadores se beneficiarán del 100% de bonificación de las cotizaciones a la Seguridad Social, mientras que para las que superen esa plantilla será del 75 %. El ministro detalló que el coste que estas bonificaciones tendrán para la Seguridad Social será de 23,5 millones de euros al mes por cada 10.000 contratos que se hagan. Para lograr la bonificación el contrato a jornada reducida tendrá que ser indefinido o de una duración mínima de seis meses. En el caso de que el temporal se convierta en fijo, el empresario también podrá acogerse a las bonificaciones que establece la reforma laboral para las conversiones.

En este sentido, Gómez recordó que la reforma laboral de junio establece para esas conversiones una subvención a tanto alzado de entre "700 y 1.500 euros" por año, que suelen durar entre "3 o 4" ejercicios. A los seis meses de la puesta en marcha de este programa, el Gobierno y los agentes sociales evaluarán su funcionamiento para comprobar si es necesaria una nueva regulación del contrato a tiempo parcial. En este sentido, subrayó que el plan de choque de empleabilidad es "fruto del diálogo y de la concertación social", ya que emana del pacto económico y social suscrito el pasado 2 febrero por el Ejecutivo, los empresarios y los sindicatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios