Impulso a la eficiencia de las pymes comerciales

  • Las ventajas del pequeño comercio frente a la gran superficie se ven potenciadas a través del apoyo financiero que parte de los planes específicos de la Consejería

A pesar de la expansión de las grandes empresas nacionales y multinacionales, las pequeñas y medianas empresas han demostrado que son capaces de generar empleo y, no sin esfuerzo, continúan evolucionando hacia la mejora de su gestión interna, eficiencia y competitividad.

Frente a las bazas con las que cuentan las grandes empresas como su capacidad financiera, los recursos de marketing de los que disponen o una superior capacidad de distribución, las pymes también poseen ventajas competitivas respecto de las grandes, como son la flexibilidad, rapidez de reacción, segmentación y contacto con el cliente. Unidas al necesario apoyo que viene prestando la Administración en los últimos años, estas circunstancias contribuyen de manera muy positiva a paliar las diferencias que produce ese carácter dual (grande-pequeño) que ha venido caracterizando al sistema de distribución comercial en nuestro país y que también está presente en Andalucía.

adaptación

Una de las armas estratégicas de las pymes es su flexibilidad, ya que cuentan con una mayor capacidad para adaptarse a los cambios que se producen en su entorno. Este hecho, en tiempos de convulsos cambios económicos como el que vivimos, supone una clara ventaja frente a las grandes empresas.

Esta flexibilidad de la pyme se presenta en tres vertientes. Por un lado, la flexibilidad operativa, referida a la capacidad de la pyme para acometer actuaciones de corta duración, centradas en objetivos y áreas muy concretas.

Por otro lado, la flexibilidad estratégica, mediante la cual la pyme puede adaptarse con rapidez a las nuevas necesidades y gustos de la clientela manteniendo la calidad de servicio a diferencia de las grandes empresas.

Por último, la flexibilidad estructural permite una mayor disposición para tomar decisiones vitales bajo presión y con improvisación, ya que cuenta con un mayor conocimiento de la zona de actuación y los acontecimientos que se producen en la misma.

capacidad de reacción

Esta flexibilidad va unida a la rapidez de reacción. Cada vez, los cambios en los mercados y en el entorno económico son más rápidos y las pymes, siempre que sean flexibles y dinámicas, son capaces de adaptarse con rapidez a los nuevos espacios y nichos de mercado.

En relación a estos cambios, es muy frecuente que el centrarse de forma preferente en un determinado segmento de mercado sea una buena alternativa de supervivencia y crecimiento por dos razones: en primer lugar, una pyme bien posicionada en un segmento de mercado puede defenderse mucho mejor de los ataques de una gran empresa y, en segundo lugar, existen muchísimos segmentos de mercado que, por su reducido tamaño, no resultan interesantes para las grandes empresas, pero que en cambio pueden resultar muy rentables.

apoyos financieros

La Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía viene desarrollando un conjunto de medidas, enmarcadas en los diferentes Planes de Fomento de Comercio Interior de Andalucía, que tienen como objetivo claro la mejora de la competitividad de las pymes comerciales andaluzas y el impulso de su modernización.

En este contexto, y en el periodo 2007-2009, se han destinado más de 31 millones de euros para el desarrollo de estas medidas, enmarcadas en el Programa 2 del III Plan Integral de Fomento del Comercio Interior de Andalucía 2007-2010, cuyo objetivo principal es la mejora de la optimización de la gestión y eficiencia de las pequeñas y medianas empresas comerciales. De la ejecución de estas medidas se han beneficiado más de 4.000 pymes comerciales en Andalucía, con la concesión de 8.974 ayudas financieras.

adecuación comercial

En relación a estas medidas del Programa 2 del Plan, destacan las destinadas a la adecuación de la dimensión física y organizativa de los establecimientos a las necesidades del punto de venta (clientes, proveedores, superficie, ubicación, etc.), ya que suponen el 88,8% del gasto realizado en este programa.

Asimismo, destacan también las ayudas financieras para sufragar gastos de adquisición de equipamiento y mobiliario comercial, que representan el 26,4% del gasto en estos tres años y el apoyo financiero a la renovación y mejora tecnológica de la pequeña y mediana empresa comercial para la adquisición de equipos informáticos y software, la adquisición de equipo tecnológico y la conexión y utilización de Internet por parte de las pymes comerciales, que representan el 9,8%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios