Navair levantará un hangar en EEUU para el mantenimiento y la reparación de aeronavesDeoleo reduce un 23,5% las pérdidas hasta marzo y eleva ventas y Ebitda

La empresa Navairusa LLC, filial de la sevillana Navair, va a construir un hangar para mantenimiento y reparación de aeronaves en la ciudad de Mobile, en la costa del estado de Alabama, al sur de EEUU, por 4,1 millones de dólares. Este contrato ha sido adjudicado recientemente a la firma por la Autoridad Aeroportuaria de Mobile, informó en un comunicado la empresa, que destaca que éste será uno de los principales proyectos realizados por Navair y uno de los mayores encargado a una empresa europea del sector aeronáutico en EEUU.

El hangar de mantenimiento (MRO) para aviones tendrá una superficie útil de 3.823 metros cuadrados, en cinco arcos, con 280 metros cuadrados de oficinas y 100 metros cuadrados de almacenes, ocupando un total de 5.176 metros cuadrados construidos. Tendrá capacidad para albergar modelos Airbus A330, A321, Boeing 767 y 757, Hércules C130 y toda la gama de productos propios construidos en Sevilla: hasta cuatro unidades de C212, cuatro CN235 y tres C295.

Y estará diseñado para hacer todas las inspecciones y reparaciones en las aeronaves A330, A320, A321, C130, C295, C235 y C212, así como la gama Boeing 727, 737, 757 y 767. También cuenta con capacidad de movilizar equipos de trabajo para hacer inspecciones y reparación en localidades dentro y fuera de los EEUU, así como en toda Sudamérica.

Previamente a la ejecución del hangar, Navairusa encargará un estudio geotécnico del terreno a una empresa especializada y después procederá a ejecutar el proyecto del hangar. Para ello contará con la empresa catalana Gaptek, que ya ha construido los hangares para el A400M en la línea de montaje final de Sevilla y para el ejército del aire español en la base aérea de Zaragoza.

La aceitera Deoleo cerró el primer trimestre de 2017 con pérdidas de 7,5 millones de euros, lo que supone recortar un 23,5% los números rojos de 9,8 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El fabricante de marcas como Carapelli y Carbonell señaló que la compañía ha registrado unos resultados "sólidos y notablemente mejores" que los del mismo periodo del año anterior. Las ventas se incrementaron un 3,6%, hasta alcanzar los 175,1 millones de euros, "a pesar de un contexto complicado por la subida del precio del aceite de oliva en origen, con un crecimiento interanual del 20% para el virgen extra y del 28% para el lampante".

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 23,2%, hasta alcanzar los 11,9 millones de euros, y el margen de Ebitda/ventas creció 1,1 puntos porcentuales, lo que equivale, según la empresa, a un incremento del 19,29% del ratio de rentabilidad.

Por otra parte, los gastos no recurrentes "se han reducido de forma significativa", hasta situarse en sólo cinco millones de euros, generados principalmente por la aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en España. La deuda financiera neta aumentó ligeramente, un 1%, "por la necesidad de incrementar el aprovisionamiento, que se concentra en esta época del año, y así garantizar existencias de materia prima que cumplan los estándares de calidad de la compañía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios