El SIP de Caja Madrid también se convertirá en un banco tras anunciar que saldrá a Bolsa

  • La entidad gana 440 millones en 2010 y destina 9.200 millones a reservas por posibles pérdidas

El Banco Financiero y de Ahorros, formado por Caja Madrid, Bancaja y cinco cajas de menor tamaño, saldrá a Bolsa en los próximos meses y conseguirá así elevar sus niveles de solvencia por encima del 8%, el mínimo que exigirá en otoño el Gobierno a las entidades cotizadas. El salto al parqué se produciría antes de que acabe el verano, si bien podría adelantarse porque la entidad empezará desde ya con los trámites.

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, cifró el patrimonio neto contable del banco en 10.240 millones y los resultados de 2010 en 440 millones de beneficio. Rato insistió en que la entidad saldrá reforzada de la actual reordenación del sector y la entrada de capital privado servirá de sobra para cumplir los nuevos requisitos de solvencia, a pesar de que a cierre de 2010 el nivel de capital básico y reservas respecto a los activos ponderados por riesgo era del 7,04%.

Para llegar al mínimo del 8% que exigirá el Ejecutivo a las entidades cotizadas, el hasta ahora denominado Banco Financiero y de Ahorros -a la espera de su marca comercial- "solo" necesitará aproximadamente unos 2.000 millones, según expertos consultados por Efe, lo que podría conseguir holgadamente con su salida a Bolsa. Para hacer la operación más atractiva, la entidad destinó 9.200 millones de euros brutos para anticipar posibles pérdidas futuras y encarar una morosidad del 6,34 % en 2010.

Por otro lado, el consejo de administración del Banco Sabadell acordó ayer aumentar el capital del banco por un importe de 15,7 millones mediante la transacción de deuda por acciones. Ello permitirá una solvencia del 8,80%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios