Saracho avanza que el Popular ampliará capital y abre la puerta a una fusión

  • El presidente del banco insiste en que "merece la pena luchar" y lo hará con medidas rápidas y "sin sentimentalismos".

  • La entidad cae un 10% en bolsa y se sitúa en mínimos de hace 30 años.

Comentarios 1

El presidente del Popular, Emilio Saracho, aseguró ayer que "merece la pena" luchar por el banco, aunque admitió que está "abocado" a hacer una nueva ampliación de capital para continuar su camino, aunque no es ésta la única opción de futuro, ya que también está la posibilidad de una fusión.

En su primera intervención pública, en la segunda junta de accionistas que la entidad celebra en menos de dos meses, Saracho indicó que trabajará por el futuro del Popular "sin sentimentalismos" y que necesita tiempo, "pero no mucho" para tomar decisiones.

En cuanto a la ampliación de capital, que sería ya la cuarta desde el inicio de la crisis, dejó claro que la prioridad es equilibrar la buena marcha del negocio bancario tradicional especializado en pymes con los riesgos que introducen en las cuentas los activos improductivos y los negocios que menos aportan.

"Tenemos que aprovechar la ventaja competitiva del negocio de pymes", y esto implica "vender negocios en los que no hay capacidad de competir" y "lo haremos de forma clara y sin dilación". "Pero todo esto es una ecuación sin recurrir al mercado", insistió Saracho, que aclaró que el objetivo no sólo es cumplir con los crecientes requerimientos regulatorios de capital, sino también reforzar sus fondos propios para competir en igualdad de condiciones.

Saracho no especificó cuándo se hará la ampliación ni por qué importe, ya que dependerá de cómo se vendan los activos improductivos, al tiempo que recordó que antes de hacerla tienen que ganarse la confianza de los inversores.

En cuanto a la posibilidad de una fusión, Saracho no la descartó, pero dejó claro que se trata de una opción más, que la entidad valorará, como el resto de alternativas, para poder tomar la decisión "que más beneficie al banco". "La independencia es un valor hasta que se convierte en una carga", dijo.

"Si aceptamos nuestras dificultades, volvemos a nuestras raíces y hacemos lo que mejor sabemos hacer, todos saldremos beneficiados", dijo el presidente del banco, que añadió que "cualquier opción es mejor que acabar como otros bancos sistémicos" que ni se han liquidado ni se han capitalizado.

La primera intervención de Saracho no fue bien acogida por el mercado, donde la entidad lideró las pérdidas del principal selectivo español, el Íbex 35, al hundirse el 9,61%, hasta los 0,734 euros por acción, mínimos de hace 30 años.

Tras la junta de accionistas, el consejo del banco decidió nombrar a Ignacio Sánchez-Asiaín Sanz como consejero delegado en sustitución de Pedro Larena, que el pasado lunes presentó su dimisión por "razones personales". En la junta, Larena explicó que su decisión fue "muy difícil" de tomar, pero que era "lo más honesto" en la nueva etapa que comienza el banco.

Durante su intervención ante los accionistas y en respuesta a uno de los que tomó la palabra en la junta, unos 20, el presidente del Popular negó tajantemente que la renuncia de Larena se produjera por la revisión de las cuentas. "Él y yo sabemos que no tiene nada que ver y con eso nos basta", sentenció.La junta de ayer contó con la participación de numerosos accionistas críticos con la gestión del anterior equipo y muy preocupados por el futuro de la entidad, algunos de los cuales pidió que no se pagara la pensión al anterior presidente, Ángel Ron, ni a Larena.

Otros accionistas apoyaron a regañadientes al nuevo equipo ante la situación "desesperada" que vive el Popular. "No nos queda otra para recuperar algo de nuestro dinero", espetó uno de ellos, mientras otro advirtió que la confianza y la paciencia se agota.

También interpelaron al presidente sobre las noticias de posibles demandas colectivas por la pérdida de valor de la acción tras la citada revisión de las cuentas, una de ellas al parecer por parte de accionistas mexicanos. "Yo leo el periódico, pero no siempre me lo creo todo" y "no puedo investigar lo que no conozco". Negó tener evidencias sobre la manipulación del precio de la acción y avisó de que si llegara a tenerlas, iniciaría acciones judiciales.

La agencia de calificación Moody's consideró ayer que Banco Popular deberá ampliar capital para cumplir con los requisitos regulatorios exigidos por el Banco Central Europeo (BCE). Así lo señaló en un informe cuyo diagnóstico coincide con el realizado por Saracho. "Creemos que será un reto para el banco cumplir con el requerimiento de capital total del Proceso de Revisión y Evaluación Supervisora (SREP) sin captar capital adicional", aseguró la agencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios