Sevilla sitúa el desempleo, la ocupación y la tasa de paro en niveles de junio de 2011

  • Reduce el número de parados entre enero y marzo en 7.100 personas y crea 3.200 empleos

Sevilla sitúa el desempleo, la ocupación y la tasa de paro en niveles de junio de 2011 Sevilla sitúa el desempleo, la ocupación y la tasa de paro 	en niveles de junio de 2011

Sevilla sitúa el desempleo, la ocupación y la tasa de paro en niveles de junio de 2011

Al contrario que en España -y sin la agricultura como motor del mercado laboral como sucede en el resto de Andalucía- Sevilla inicia con buen pie el año. Durante el primer trimestre (enero, febrero y marzo) la provincia ha reducido el desempleo en 7.100 personas y ha elevado la ocupación en 3.200. Con ello rompe dos barreras psicológicas: baja de los 250.000 parados y se sitúa en 243.900, un nivel que no conocía desde el segundo trimestre de 2011; y supera los 680.000 trabajadores (680.900). No estaba por encima de esa cota precisamente desde ese segundo trimestre de 2011, cuando sumaba 694.700.

Es cierto que el desempleo se reduce menos que en 2016, cuando abandonaron las listas del Servicio Andaluz de Empleo 10.500 personas pero también lo es que el pasado ejercicio se destruyeron 7.000 empleos, por lo que la bajada del paro respondió más al abandono de la población activa que al dinamismo del mercado laboral. Esta vez hay 3.200 ocupados más, lo que significa el primer incremento de la ocupación en un arranque de año desde 2014.

El alza de trabajadores, pese a la mejora, no está en consonancia con la caída del paro, que baja mucho más de lo que sube el empleo. Eso quiere decir que algo más de la mitad de los que abandonaron el desempleo, el 55%, lo hicieron para pasar a la inactividad o buscar trabajo en otras provincias o países. De hecho, la población activa -aquella que busca empleo o ya lo tiene- sigue bajando y, al contrario, aumentando el número de inactivos. En el último trimestre, sin ir más lejos, la población activa bajó en 4.000 personas, hasta situarse en 924.700 y llama la atención que esta caída se haya producido casi exclusivamente en el segmento de entre 16 y 19 años, con 5.500 activos menos tras la campaña de Navidad. El panorama general da lugar a una paradoja: mientras la tasa de actividad (porcentaje de la población mayor de 16 y menor de 64 que trabaja o busca empleo) disminuye (pasa del 60,24% al 58,41% en dos años) la de empleo (porcentaje de las personas que efectivamente trabajan respecto a la población en edad de trabajar) sube al 43,08%, el mayor nivel desde el segundo trimestre de 2011. Es una situación en la que hay más trabajo y sin embargo menos búsqueda activa de empleo.

Menor población activa y más ocupación equivale a una reducción más rápida de la tasa de paro y eso es lo que está ocurriendo. Sevilla se sitúa en el 26,4%, el nivel más bajo también desde el segundo trimestre de 2011, con una reducción de seis décimas en un trimestre y de 2,1 puntos porcentuales en el último año. Desde el cuarto trimestre de 2013, cuando Sevilla alcanzó el máximo de la crisis con el 35,3%, la tasa se ha reducido 8,9 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios