Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Siemens estima que será multada con 4.000 millones por sobornar

  • El conglomerado empresarial alemán reconoce haber realizado pagos ilegales de 1.300 millones de 2000 a 2005

Siemens afronta la que podría convertirse en la mayor sanción impuesta a una empresa en Europa por sobornar a clientes públicos y privados de todo el mundo para obtener contratos, un escándalo que saltó a la luz pública a final de 2006. El propio conglomerado empresarial alemán fundado por Werner von Siemens hace 160 años estima que puede ser multado con hasta cuatro mil millones de euros por las autoridades judiciales y bursátiles de Estados Unidos, según publica hoy un semanario económico alemán, informa la agencia Efe.

La dirección de la empresa hace estos cálculos después de haber reconocido públicamente el pasado mes de noviembre que, entre 2000 y 2005, ha identificado "pagos dudosos" en todas sus áreas de negocio y a escala mundial, por importe de 1.300 millones. Los directivos de Siemens estiman que ese volumen de posibles sobornos, unido al hecho de que en EEUU se considera que esa manera de actuar para lograr contratos era una política sistemática, podría elevar el castigo hasta esa cifra récord. Siemens cotiza en la Bolsa de Nueva York desde 2001.

Justamente ayer, otra revista alemana publicaba unas declaraciones de Gerhard Cromme, presidente del consejo de control del grupo, en las que afirma que las investigaciones en torno a este escándalo empresarial podrían culminar en primavera. Cromme reconoce abiertamente que posee datos "sustanciales y graves" sobre el caso y que existió una corrupción sistemática que fue ocultada al consejo de control.

Las prácticas irregulares en Siemens comenzaron a conocer a raíz de las investigaciones de la Fiscalía de Munich, que inició las pesquisas a partir de una denuncia anónima. Los registros de treinta sedes de la empresa por toda Alemania sacaron a la luz un sistema que utilizaban todas las divisiones -telecomunicaciones, transporte, electrodomésticos, ordenadores, medicina, energía y armamento- para sobornar utilizando cuentas secretas en paraísos fiscales y países como Austria o Suiza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios