Las cajas avalan el plan de vivienda de la Junta y sus medidas de reactivación

  • Los presidentes de las cinco entidades andaluzas proponen a Griñán la creación de un observatorio para seguir la coyuntura regional · Medel asegura que no hay restricciones al crédito para particulares

Comentarios 1

La Junta cuenta con el aval de las cajas de ahorros andaluzas para sacar adelante su plan de vivienda y el paquete de 35 medidas con las que pretende reactivar la economía regional. Así se lo hicieron saber ayer los presidentes de las cinco entidades (Unicaja, Cajasol, Cajasur, Cajagranada y la Provincial de Jaén) a los consejeros de cuyos departamentos dependen sendas iniciativas, Juan Espadas y José Antonio Griñán, con los que mantuvieron un largo encuentro para analizar la difícil coyuntura actual.

Respecto al plan de vivienda, que será aprobado en 15 ó 20 días, el presidente de Unicaja y de la Federación de Cajas de Ahorros de Andalucía (FACA), Braulio Medel, insistió en su compromiso, y el de sus colegas, con la aportación de 9.500 millones de euros para financiar la construcción de 300.000 VPO en 10 años. En este sentido, recalcó que cuando las cajas firmaron el acuerdo con la Junta ya eran "muy conscientes" del cambio que se produciría en el mercado inmobiliario e incidió en que la escasez de vivienda protegida que ha habido en los años del boom ha sido algo excepcional.

El consejero de Economía, José Antonio Griñán, reiteró, por su parte, que "no se destinará ni un euro público a mantener las expectativas de beneficios de las promotoras", en relación con las reticencias que algunas empresas del sector han mostrado para convertir vivienda libre en VPO y dar salida a parte del stock existente. Medel apostilló que "ninguna medida de ninguna autoridad puede ir en contra de la lógica de mercado. Lo que sí se puede intentar es que el ajuste entre la oferta y la demanda sea lo más suave posible".

En cuanto al programa de reactivación, que se traducirá en una inyección de 1.378 millones, Griñán no quiso entrar en detalles, pero señaló que tendrá como objeto "fortalecer la liquidez en el mercado para que las familias y las empresas puedan beneficiarse de ello". A juicio del presidente de Unicaja, esas medidas "van en buena dirección" y permitirán afrontar el cambio de fase en el actual ciclo económico. Medel aprovechó para trasladar al consejero de Economía el deseo de las cajas andaluzas de crear una especie de observatorio, destinado a seguir de cerca la evolución de la coyuntura regional y del sistema financiero, además de a "reforzar la comunicación habitual" entre estas entidades y la Administración autonómica.

Ambos coincidieron en que la desaceleración que hoy padece España se deriva de dos fenómenos, que "luego se han alimentado mutuamente": la ralentización del sector inmobiliario, "que ya se preveía", y una crisis financiera internacional "que casi nadie predijo y que se ha traducido en una menor disposición de liquidez". El también presidente de la FACA hizo un paréntesis para subrayar que esa escasez de liquidez (y el alza de la morosidad) no se está traduciendo en una restricción de acceso al crédito. "A día de hoy, la concesión de préstamos a particulares para comprar una vivienda es muy fácil, con una oferta y unas condiciones como no hay otras en Europa. Si me preguntan por el crédito a promotores, entonces diría otra cosa".

De vuelta a la coyuntura, Griñán y Medel destacaron que la economía andaluza -y la española- disfruta de dos ventajas. Por un lado, "ha sabido diversificarse y hay sectores relativamente resguardados del debilitamiento, como la agroalimentación y el turismo". Por otro, disfruta de un sistema financiero "solvente y sólido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios