La confianza de los consumidores mejora por tercer mes consecutivo

  • El indicador aumenta debido a la mejor valoración que los ciudadanos tienen de su situación actual como de sus expectativas a corto plazo.

La confianza de los consumidores ha vuelto a mejorar ligeramente en octubre, con lo que suma tres meses al alza desde el mínimo histórico del pasado mes de julio, debido a la mejor valoración que los ciudadanos tienen de su situación actual como de sus expectativas a corto plazo.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) difundido por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se ha situado en 44,8 puntos, 1,6 puntos más que un mes antes, aunque 19,3 puntos menos que en el mismo mes de 2011. No obstante, el indicador sigue estando en los niveles más bajos de la serie histórica, muy por debajo de los 100 puntos que marcan el límite entre una percepción favorable y optimista, y una negativa y pesimista.

Según el sondeo que elabora el CIS, la mayoría de los españoles (56,8%) considera que su situación económica actual es peor que hace seis meses y enumera como principales causas el alza continuada de precios, la disminución de los ingresos familiares, la política económica y la situación de desempleo de alguno de los miembros del hogar. El 38,7% entiende que su situación es igual a la de hace seis meses, en tanto que sólo el 4,1% asegura que ha mejorado y señala como causa la incorporación de algún integrante de la familia al mercado de trabajo. Los encuestados son más pesimistas respecto a la situación económica general, ya que el 82,1% cree que la economía española ha empeorado en el último medio año.

Por otra parte, el 46,4% afirma que llega justo a final de mes, mientras que el 16,1% dice que tiene que echar mano de los ahorros familiares para acabar el mes y el 5,8% que se ve obligado a contraer deudas para lograrlo. Sólo una de cada cinco personas dice no tener nadie en su entorno en paro y buscando trabajo, en tanto que la gran mayoría (81,5 %) cree que han empeorado las posibilidades de encontrar un puesto de trabajo respecto a hace seis meses.

Sobre las posibilidades de compra de bienes duraderos, el 39,4% cree que durante el próximo año serán menores y el 52,2% considera que serán las mismas que ahora. Mayor es el porcentaje (49,6%) de quienes creen que en el próximo año tendrán menor opciones de ahorrar.

En términos generales, el 41,5% cree que su economía doméstica será igual dentro de seis meses, frente al 40,2% que cree que irá a peor, en tanto que para la economía en general es mayor el porcentaje de gente (65,4%) que considera que irá a peor, frente al 11,6% que la ve igual dentro de medio año. Además, el 54,4% tiene claro que los precios van a seguir subiendo y la inflación aumentará, si bien en lo referente a la vivienda el mayor porcentaje (48,7%) dice que bajará como consecuencia de la falta de demanda y el exceso de oferta. En línea con esa percepción, el 96,1% de los encuestados asegura que no tiene planes de comprar vivienda el próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios