fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Las empresas andaluzas ponen picas en Alemania

  • Incrementan su implantación en un país con un mercado muy saturado pero con oportunidades para los productos de calidad

Alemania está de moda. Creció en 2010 un 3,6% animada, sobre todo, por el motor principal de su economía: la exportación. El país germano lleva años ostentando el papel de primer vendedor del mundo, aunque ahora le disputa China su posición privilegiada. También es un comprador de primer nivel, y su despegue económico lo hace aún más atractivo. Para Andalucía es un mercado vital, el cuarto en importancia tras Francia, Italia y Portugal. Entre los cuatro, suman el 40% de las exportaciones andaluzas, con cuotas parecidas. Si Alemania representa el 9% con 1.510 millones en ventas en 2010 (hasta noviembre), Francia, el primero en el ránking, es el 10,4% con 1.738. Según Teresa Sáez, directora general de Extenda, las posiciones de estos países varían según los años en función de la coyuntura.

Es así. El país germano pasó del tercer lugar en 2008 al segundo en 2009. El año pasado cayó al cuarto, y, dentro del crecimiento general de las exportaciones (+27%)  ha sido de los países con menor avance (+11%). Ello se debe, según afirma Sáez, a que es un mercado "muy maduro, con una capacidad limitada para absorber nuevos productos". Aun así, en 2010, a falta del dato de diciembre, Andalucía fue la segunda comunidad que más avanzó en ventas, sólo superada por el País Vasco (+16%). La región es la quinta en el ránking nacional.

Sáez explica que Alemania es un mercado exigente, en el que cualquier avance debe ser más cualitativo que cuantitativo. Sólo los productos que se presenten como originales y diferenciados lograrán entrar en un país ya saturado y con multitud de competidores.

Algunas empresas andaluzas están optando ahora por implantarse con una oficina o delegación comercial en Alemania, por un doble motivo. Por un lado, tienen cerca de forma permanente a los clientes y, por otro, consideran que Alemania es uno de los centros indiscutibles del comercio mundial. La relación, pues, no sólo es con los propios alemanes sino con cualquier país del entorno e incluso de más allá de él. Iturri y Cosentino llevan años trabajando desde allí, y en plena crisis se han sumado otras como European Security Fencing, malagueña dedicada a la seguridad de instalaciones; Bodegas Valdivia de Cádiz; la aeronáutica sevillana Ghenova; Caviar de Riofrío, productora granadina de caviar y esturiones; General Elevadores, dedicada a fabricar ascensores, y Caparros Naeture, firma almeriense especializada en la exportación de frutas y hortalizas.

El sector agroalimentario representa el 50% de las ventas totales a Alemania (unos 750 millones de euros), y es el causante principal  del superávit comercial  de 777 millones entre enero y noviembre de 2010. También contribuye a ello que Andalucía importa muy poco (732 millones en valor) en comparación con España, cuyo balance es deficitario on Alemania en casi 8.000 millones de euros.

En cualquier caso, Extenda apuesta por diversificar. En algunos sectores el punto de partida es bueno: la región, según los datos de la Agencia de Promoción Exterior, es líder en venta de productos ecológicos -cada vez más demandados-, en aceite de oliva (14 millones en 2010) y en Legumbres y Hortalizas (440 millones, más de la mitad de lo exportado por España). En este sector, Extenda detecta que hay posibilidad de negocio en el ibérico, el caviar y el vinagre de Sherry gourmet. Fuera de lo agroalimentario, Andalucía es la segunda comunidad en ventas de aeronáutica (91,5 millones). Y Alemania es, además, el primer país de destino en energías renovables (123,4 millones).

Desde la oficina de Düsseldorf, Extenda apuesta por una especialización en productos ecológicos, incluidos los de cosmética; en biotecnología, en construcción sostenible y en tecnologías de la información (software de servicios y hardware con materiales reciclables). Puede ser un buen momento, aprovechando el rápido crecimiento alemán, para levantar un hotel, una franquicia de calidad con la base de los productos andaluces, una filial de frutas y hortalizas de cuarta gama para niños o una academia  para enseñar español o flamenco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios