La inflación se sitúa en enero en el 0,8%, el nivel más bajo desde 1969

  • La caída del IPC el mes pasado fue de 1,2 puntos, la mayor desde que se hace la serie histórica · Funcas prevé que 2009 acabe en un 1,4% y que se registren tasas negativas entre mayo y junio

El verano pasado, el IPC llegó a situarse en el 5,3%, y la gran preocupación era cómo contener la subida de los precios. Seis meses después, la situación es radicalmente distinta. El parón de la economía ha provocado la contracción de la demanda, a lo que hay que sumar la caída del precio del carburante. El año pasado, por estas fechas, el barril de petróleo costaba 145 dólares. Hoy está en 45, y con tendencia a la baja.

Consecuencia: en enero se redujeron los precios 1,2 puntos en comparación con diciembre. Es la mayor caída desde que existe serie histórica. Y la tasa interanual se situó en el 0,8%, la más baja desde junio de 1969, cuando fue del 0,5%. Desde noviembre, los precios no dejan de caer y cada vez a con mayor intensidad. Hasta el punto de que en la zona euro la inflación interanual se ha situado en el 1,1%, tres puntos más que en España. La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los productos energéticos y los alimentos, fue del 2%, cuatro décimas menos que en diciembre.

Por apartados, la caída más acusada respecto al mes anterior fue la registrada en vestido y calzado, de un 13,8%, por el efecto de las rebajas. También bajaron, aunque en mucha menor medida, ocio y cultura (1,4%) y transportes (0,6%), gracias al descenso de carburantes y lubricantes (1,7%). Los precios de los alimentos se mantuvieron estables, y subió el tabaco (2,7%), la electricidad (3,7%), los seguros (2,3%) y restaurantes, bares y cafeterías (0,3%). En el conjunto del año, en relación a enero de 2008, los carburantes están cuesta abajo, con un abaratamiento del 15,6%. Mucho más leve es el caso del vestido y el calzado (-1,7%), mientras que en vivienda (4,6%) y alimentos (1,9%) el computo anual marca subidas.

En Andalucía la caída fue algo más acusadas que en el conjunto de España: en enero la reducción fue del 1,4% y la tasa interanual del 0,6%, dos puntos menos que la del conjunto del Estado. La provincia donde más se encarecieron los precios en un año fue Cádiz (1%), seguida de Sevilla (0,8%) y Córdoba (0,7%), y la de menor incremento fue Granada (0,3%), y detrás se situaron Huelva (0,4%) y Málaga (0,5%).

En el capitulo de reacciones, el Secretario de Estado de Economía, David Vegara, no descarta que algún mes de este año pueda registrar tasas negativas. No cree, en ningún caso, que vaya a haber deflación, entendida como bajada persistente de los precios. Sí admite, sin embargo, que siga la tendencia a la baja, siempre que se mantenga el bajo nivel de los precios del petróleo. "Esta es una situación que no debe confundirse con la deflación, caracterizada por una bajada persistente y generalizada de los precios. Es un escenario que no contemplamos", resumió.

Vegara coincide con los sindicatos en que estos precios tendrán un efecto "muy positivo" en las rentas de las familias. Pero los principales sindicatos, UGT y CCOO, ven un peligro: que los empresarios incumplan las subidas salariales acordadas en los convenios vigentes, en muchos casos por encima del IPC. Para las dos centrales "Es prioritario estimular el consumo para incrementar la demanda interna".

Respecto a lo que se avecina en el futuro, ayer se conoció que la Fundación de las Cajas de Ahorro, Funcas, prevé que la inflación acabe el año 2009 en el 1,4%, siempre que se mantengan los precios del petróleo, y que entre mayo y junio se registrarán tasas negativas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios